Retoma el ejercicio y no mueras en el intento

0
160

Una cosa es subirte a la báscula y ver que tu peso aumentó 1 o 2 kilos, pero verte una lonja y sentirla cada que mueves tu cuerpo, fue lo que me motivóvolver a ejercitarme y dejar atrás mi larga lista de excusas.

Pretextos me sobraban para no hacer ninguna actividad física: no tener tiempo, regresar cansada del trabajo o no tener dinero para pagar el gym. La verdadera razón era que tenía flojera de hacerlo y estaba en mi zona de confort pensando que no había subido mucho de peso, sólo era cuestión de bajar unos kilitos más con una dieta, la cual nunca hice ni por error.

También te puede interesar: 5 tips para retomar tu rutina de ejercicio

Entré en pánico al ver mi piel expandirse y observar que la ropa no lucía como antes. Por eso recurrí a mi  heatlh coach, Tania Maldonado,  quien me ayudó hace años a mantener mi figura y tener buenos hábitos alimenticios.

Lo primero que ella me recomendó fue ser honesta conmigo misma y decirme en voz alta cuál era el objetivo de volver a ejercitarme. Mi propósito era claro y contundente: quitarme esa horrible lonja de mi cuerpo  para siempre, pero también deseaba retomar un estilo de vida sano.

Después de esto,  la experta me dio esta serie de consejos que recomiendo ampliamente si en tu caso tienes más de 6 meses de no ejercitarte.

A un mes de tomar la decisión de volver a ejercitarme y seguir las indicaciones de la experta, mi  lonja desapareció, me siento con más energía, la ropa me luce bien y mi estado de ánimo es más alegre y relajado.

¡Regresa al buen camino!

1. Haz un compromiso por escrito. Prométete ejercitarte al menos 3 veces por semana para empezar durante el primer mes, y hacerlo al menos 20 minutos diarios.

2. Elige una actividad que te guste para que te sientas motivado, puede ser andar en bicicleta, patinar o incluso bailar.

3. Arma un plan de ejercicio; define días, horarios y lugar a donde irás a practicar.

4. Aprende a escuchar a tu cuerpo y acepta tus propias limitaciones. Sobre todo si dejaste de hacer ejercicio por cuestiones de salud o alguna lesión.

5. Empieza poco a poco. No intentes recuperar el tiempo perdido en una semana. Si te exiges demasiado, sentirás dolor muscular y mucho cansancio, lo que te podría hacer desistir del ejercicio.

6. Aunque no lo creas, inscribirse en un gimnasio es muy útil. Si gastas dinero en ejercitarte, no querrás desaprovechar lo que estas gastando.

7. Complementa tu rutina de ejercicios con una alimentación balanceada, libre de grasas, azúcares y comida chatarra.

Si tú al igual que yo decides volver a ejercitarte, toma en cuenta estas sugerencias y sé paciente, los resultados se notarán si eres constante. ¡Empieza ya!

POR: ALEJANDRA REYES CALDERÓN

Egresada de la FCPyS de la UNAM. Es adicta de la literatura, la música, el baile, patinar y adora la comida mexicana

Comentarios

comments

Compartir