15 consejos para no contagiarte de infecciones en el hospital

0
332

Los hospitales son criaderos de MRSA (estafilococo resistente a la meticilina), C. diff y otras bacterias. Usa los consejos de nuestros expertos para mantenerte a salvo

Los hospitales son criaderos de bacterias peligrosas, incluyendo las que causan infecciones por C. diff y MRSA, el estafilococo resistente a la meticilina.

Aproximadamente 650,000 personas desarrollaron estas y otras infecciones después de ser ingresados en hospitales de Estados Unidos en 2011, y 75,000 murieron, según los datos más recientes de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC).

Eso convertiría a las infecciones adquiridas en los hospitales en la octava causa principal de muerte en el país, justo detrás de la diabetes y justo delante de la influenza y la neumonía.

Muchos hospitales han reducido el riesgo de algunas de esas infecciones, pero muchos aún no lo han hecho. Y algunas veces suceden cosas malas incluso en los buenos hospitales.

“Es por eso que tienes que estar alerta, siempre y cuando entres a un hospital”, dice Lisa McGiffert, directora del Proyecto de pacientes seguros de Consumer Reports.

Aquí te indicamos los pasos clave que puedes dar para prevenir las infecciones en los hospitales, de manera que tú y tu familia puedan mantenerse seguros durante una estadía en el hospital.

1. REVISA TU HOSPITAL
Ve cómo se compara tu hospital con otros respecto a las infecciones de línea central, C. diff y MRSA, así como otras medidas para la seguridad de los pacientes. Para comparar los hospitales en tu área respecto a la prevención de infecciones, usa nuestras calificaciones de hospitales.

2. HAZ QUE UN AMIGO O FAMILIAR TE ACOMPAÑE
Esa persona puede actuar como tu defensor, hacer preguntas y tomar notas. Una encuesta de Consumer Reports de 1,200 personas que estuvieron hospitalizadas recientemente determinó que quienes llevaron un acompañante fueron 16% más propensos a decir que el personal médico los había tratado con respeto. Los momentos más importantes para que alguien te acompañe para prevenir infecciones y otros errores médicos son por la noche, los fines de semana y los días festivos, que es cuando hay menos personal y cuando cambian los turnos del personal.

3. LLEVA UN REGISTRO
Mantén a la mano una libreta y un lapicero para que puedas tomar nota sobre lo que dicen los médicos y enfermeros, qué medicamentos te darán y las preguntas que puedas tener. Si observas algo que te preocupe, como un medicamento que no reconoces, toma nota o toma una fotografía con tu teléfono. También puedes usar tu teléfono para grabar tus ideas o las conversaciones que tengas con el personal. Aunque es posible que algunas personas no estén de acuerdo, “explícales que lo estás grabando para poder recordarlo después”, dice McGiffert.

4. INSISTE EN LA LIMPIEZA DE LAS MANOS
Pregunta a todas las personas que entren a tu habitación si se lavaron las manos con agua y jabón. El desinfectante de manos a base de alcohol no es suficiente para destruir algunas bacterias, tales como la peligrosa C. diff. No dudes en decir: “Lo siento, pero no vi que te lavaras las manos. ¿Te importaría hacerlo de nuevo?”

5. MANTÉN TODO LIMPIO
Lleva toallitas con cloro para limpiar los barandales de las camas, las manijas de las puetas, el teléfono y el control remoto de la televisión, ya que son artículos que pueden tener bacterias. Y si tu habitación se ve sucia, pide que la limpien.

6. CUBRE LAS HERIDAS
Algunos hospitales examinan las incisiones diariamente para verificar que no haya infecciones, pero al abrir el vendaje se expone el área a las bacterias. Las técnicas más recientes, es decir, sellar el sitio quirúrgico con pegamento para piel (en lugar de grapas, que pueden albergar bacterias) y los vendajes a prueba de agua que permanecen en su lugar de una a 3 semanas sin quitarlos, son efectivas para prevenir una infección. (Observa un video sobre la manera correcta de cuidar las heridas en casa).

7. CONSULTA SI NECESITAS LA LÍNEA INTRAVENOSA Y LOS CATÉTERES O SONDAS
Pregunta todos los días si pueden quitarte las líneas centrales, los catéteres urinarios y otros tubos. Mientras más tiempo los tengas puestos, mayor es el riesgo de contraer infecciones.

8. PREGUNTA SOBRE LOS ANTIBIÓTICOS
Para muchas cirugías, debes tomarte un antibiótico 60 minutos antes de la operación. Pero la investigación sugiere que el tipo de antibiótico usado o el momento en el que lo administran es incorrecto en hasta la mitad de los casos.

9. POSTERGA LA CIRUGÍA SI TIENES UNA INFECCIÓN
Eso aumenta tu riesgo de desarrollar una nueva infección y empeorar la que ya tienes. Así que, si tienes cualquier otro tipo de infección, por ejemplo, un absceso dental, entonces debes postergar la cirugía, si es posible, hasta que esta se cure por completo.

10. DI NO A LAS NAVAJAS DE AFEITAR
Con frecuencia es necesario quitar el vello del sitio quirúrgico, pero hacerlo con una rasuradora común puede causar heridas que representen una entrada para las bacterias. La enfermera debe usar una rasuradora eléctrica en su lugar.

11. CUESTIONA LA NECESIDAD DE MEDICAMENTOS PARA LA ACIDEZ
Algunos pacientes ingresan al hospital tomando ya medicamentos para la acidez como el lansoprazol (Prevacid) u omeprazol (Prilosec) o se los recetan después de que los ingresan al hospital. Sin embargo, estos medicamentos llamados inhibidores de la bomba de protones, aumentan el riesgo de infecciones intestinales y neumonía, así que considera si debes dejar de tomarlos antes de tu admisión al hospital, y una vez que estés allí, pregunta si en realidad los necesitas.

12. QUE TE HAGAN UNA PRUEBA DE MRSA
Ya sea antes de ingresar o en el momento de la admisión, pídele a tu cirujano que te haga una prueba de detección de infección de MRSA (Methicillin-resistant Staphylococcus aureus), una bacteria potencialmente mortal que es resistente a los antibióticos, para que puedas tratar el problema y el personal del hospital pueda tomar medidas adicionales para protegerte a ti y a otras personas.

13. CUÍDATE DE LA DIARREA
Hazte una prueba de C. diff si tienes 3 deposiciones blandas en un plazo de 24 horas. Si el resultado de la prueba es positivo, puedes esperar que se tomen precauciones adicionales para evitar que las infecciones se contagien a otras personas.

14. DEJA DE FUMAR, INCLUSO TEMPORALMENTE
No se te permitirá fumar en el hospital de todas formas y dejar de fumar tanto tiempo antes como sea posible reduce el riesgo de infecciones.

15. ASÉATE LA NOCHE ANTES DE LA CIRUGÍA
Pregunta sobre las precauciones que debes tener antes de ingresar al hospital, como bañarte con un jabón especial o usar toallitas antisépticas.

Los principios de Pronovost
El doctor Peter Pronovost, M.D., ahora vicepresidente para la seguridad y calidad de los pacientes en Johns Hopkins Medicine en Baltimore, desarrolló una lista de verificación para prevenir las infecciones de línea central hace más de 15 años. Esta todavía es la regla de oro.

Si un familiar necesita una línea central, asegúrate de que el personal del hospital siga este protocolo al colocar o manipular una de las líneas intravenosas:

Lavarse las manos minuciosamente con agua y jabón o con una solución para manos a base de alcohol.
Usar ropa de protección al insertar la línea, incluyendo mascarilla, gorro, bata y guantes; el paciente debe estar cubierto con una sábana estéril.
Desinfectar la piel del paciente con el antiséptico clorhexidina.
Evitar colocar la línea intravenosa en la ingle.
Revisar todos los días si es posible retirar el catéter.
Además, el sitio de la inserción se debe cubrir con gasa estéril o con vendajes de clorhexidina, y los encargados del cuidado deberían lavarse las manos antes de tocar al paciente o la línea y limpiar el puerto de acceso antes de cada uso.

*
Fuente:Consumer Reports

Comentarios

comments

Compartir