25 latinos reciben becas universitarias gracias a la marihuana

0
199
Los becados deben pertenecer a familias de escasos recursos Y demostrar un buen desempeño académico

DENVER — El impuesto a la venta de la marihuana legal recaudado por el Condado Pueblo, en el sur de Colorado, servirá para otorgar becas universitarias parciales a 25 latinos que estudiarán carreras terciarias, indicó hoy el grupo benéfico que administra el programa.

La Fundación Hispana de Educación de Pueblo (PHEF) precisó que el impuesto a la marihuana recreativa también está beneficiando otros proyectos sociales del estado, como ayuda a personas desamparadas o reconstrucción y renovación de escuelas.

Beverly Durán, directora de PHEF, dijo que resulta adecuado usar parte de esos fondos para proveer de ayuda financiera parcial a alumnos latinos del sur de Colorado que se han enrolado en el Colegio Comunitario de Pueblo o en la Universidad Estatal de Colorado en esa localidad.

En esta área de Colorado, donde viven unas 163,000 personas, los hispanos representan el 42 % de la población. De ellos, sólo el 10 % son inmigrantes y la casi totalidad (97 % por ciento) habla inglés como primer idioma.

“Cada año recibimos solicitudes de un buen grupo de estudiantes y sólo podemos entregar becas a un pequeño porcentaje. Estos fondos expanden (el número de becas) a niveles extraordinarios”, aseveró Durán al anunciar que las becas, de 1.000 dólares cada una, comenzarán a ser entregadas a finales de este mes.

Hasta casi el cierre del período de aceptación de solicitudes, sólo unos pocos estudiantes habían mostrado interés en las nuevas becas, quizá precisamente por la asociación con la marihuana.

Pero una campaña por parte de PHEF para explicar que los fondos provenían de impuestos colectados por el condado (no de los dispensarios de marihuana), que los comisionados del Condado Pueblo habían autorizado el uso de esos fondos para becas, y que el gobierno estatal aportaría otros fondos al programa, ayudó a corregir percepciones equivocadas sobre la iniciativa.

“No tuvimos muchos cuestionamientos por parte de la comunidad. Parece que la gente piensa que, dado que la marihuana ya fue legalizada, entonces lo mejor es usar esos dólares para beneficio de nuestros muchachos”, comentó Durán.

Si las proyecciones de un aumento en la venta de marihuana recreativa en Colorado durante los próximos años se concretasen, PHEF podría expandir aún más el número de alumnos becados. Y si el Departamento de Educación estatal aporta fondos proporcionales, los fondos para las becas podrían superar el millón de dólares.

Además de vivir y estudiar en el Condado Pueblo, los becados deben pertenecer a familias de escasos recursos, demostrar un buen desempeño académico, realizar trabajos voluntarios en la comunidad y colaborar con organizaciones benéficas.

*
Fuente:EFE

Comentarios

comments

Compartir