A MAYOR EDAD DEL HOMBRE, MENOS ÉXITO EN LA FECUNDACIÓN IN VITRO

0
26

La edad femenina es un factor más decisivo que la masculina cuando de fertilidad se trata. La capacidad de la mujer para quedarse embarazada –de forma natural o asistida– y dar a luz un hijo sano disminuye un 46 % de los 30 a los 40-42 años, mientras que en los hombres las probabilidades de ser fértiles caen un 20 % en el mismo periodo.

Pero un estudio del Centro Clínico Beth-Israel Deaconess de Boston y la Escuela de Medicina de Harvard ha descubierto que, en el caso de la fecundación in vitro (FIV), las probabilidades de éxito del tratamiento también se reducen considerablemente a medida que aumenta la edad del miembro masculino de la pareja, algo que se ha constatado en los casos en que la mujer es más joven que el varón.
La investigación analizó 19.000 ciclos de fecundación in vitro llevados a cabo en 7.753 parejas entre 2000 y 2014. Las mujeres se dividieron en bloques de edad (menos de 30, de 30 a 35, de 35 a 40 y de 40 a 42). En el caso de los varones se hizo lo mismo, y se añadió un segmento de mayores de 42 años.

Los resultados demostraron que, como era de esperar, la tasa de éxito más baja se daba en las parejas en las que la mujer tenía de 40 a 42 años, un grupo en el que la edad masculina no tenía influencia. Sin embargo, en las otras bandas de edad, la viabilidad de la reproducción asistida sí se veía afectada por los años del hombre. Cuanto mayor era este, menor era la posibilidad de embarazo.

Según la doctora Laura Dodge, una de las autoras del trabajo, “en las mujeres de 30 a 35 años de edad, tener una pareja mayor que ellas disminuye un 11 % sus probabilidades de embarazo”. No están claros los mecanismos que explican este descenso de fertilidad masculina con el tiempo, aunque la peor calidad del semen de los mayores de 40 parece ser la causa principal.

Comentarios

comments

Compartir