ALARMA POR NUEVAS REDADAS DE INMIGRANTES EN CAROLINA DEL NORTE

0
239

Activistas y organizaciones permanecen en alerta en Carolina del Note ante operativos ejecutados por agentes federales de inmigración cuyo blanco son migrantes centroamericanos indocumentados.

“Los arrestos siguen ocurriendo”, dijo a Univision Noticias José Hernández París, director de la Coalición Latinoamericana de Carolina del Norte. “En general buscan a migrantes centroamericanos que llegaron al país en busca de asilo”.

En vísperas de la Navidad del 2015 se conoció que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) tenía un plan de redadas para detener y deportar a migrantes que entraron recientemente al país y tienen una orden de deportación.

Dos casos

José Sorto está triste, desolado. “A mi hijo se lo llevaron el 27 de enero”, contó a Univision Noticias. “Lo arrestaron en la parada del bus cuando iba a la escuela. Lo tienen en Atlanta (Georgia)”.

El hijo de Sorto tiene 18 años. “El entró por la frontera cuando tenía 17. Vino huyendo de El Salvador por la violencia y para reunirse con nosotros, con su papá y con su mamá. Pidió asilo pero no se lo dieron”.

Sorto explicó que un abogado le cobró $2,500 dólares. “Le dije que luchara por él pero no lo hizo. Ahora otro abogado me cobró $,2500 para presentar una apelación y espero que lo dejen. Y no puedo hacer más, solo esperar y pedirle a Dios”.

La familia de David vive una odisea similar en Durham. “A mi hermano lo arrestaron hace dos semanas y lo llevaron a Atlanta. Le pagamos a una abogada y al final ella dijo que no podía hacer nada porque él tiene más de 18 años. Vino de Honduras huyendo y lo quieren regresar al mismo lugar”, dice una de sus hermanas que pidió no revelar su nombre “porque no puedo hacerlo”, dijo.

Escuelas con las manos atadas

En las escuelas también ay alarma. “Mis niños y sus familoias están preocupados, tienen miedo”, dijo a Univision Noticias María Isabel Lyles, una traductora e intérptete de una escuela preparatoria en Salisbury, Carolina del Norte. “Algunos de ellos han tratado de conseguir abogado y no han podido. Les dicen que no toman sus casos y se quedan a la deriva”.

Lyles contó que dos niños, de 11 y 12 años originarios de Honduras, llegaron a la escuela el año pasado “y sus padres piensan que tienen orden de deportación”.

“Una de esas familias está muy asustada. Ni siquiera acuden a las citas (en la corte). Nosotros lo sabemos porque los acompañamos para traducirles. Huyeron de sus países por la violencia de las pandillas y las drogas. Pero aquí no los están ayudando para que les den sus papeles”, indicó.

El 53% de los alumnos de la escuela donde trabaja Lyles “es hispano”, explica la traductora. “Tenemos poco más de 600 alumnos. Las redadas han causado un gran impacto y no es mucho lo que nosotros podemos hacer”.

Los arrestos de enero

La primera semana de enero la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) llevó a cabo operaciones en Carolina del Norte, Georgia y Texas, arrestando a 121 personas.

La agencia dijo a Univision Noticias que los arrestos formaron parte de las “prioridades” de control y deportación fijadas por el Secretario del DHS, Jeh Johnson, el 20 de noviembre de 2014.

“Se centran en individuos que representan una amenaza a la seguridad nacional, la seguridad pública y la seguridad pública, y también en personas y familias que fueron detenidas cuando intentaron entrar indocumentados después del 1 de enero de 2014 y recibieron una orden de deportación”, dijo a Univision Gillian Christiansen, vocero de ICE.

El gobierno no cede

Días después de las primeras redadas Johnson dijo que los operativos no debían “sorprender” a nadie y aseguró que el departamento que dirige seguirá ejecutando operaciones de este tipo.

La tercera semana de enero, el mismo día en que el presidente Barack Obama entregó su séptimo informe sobre el Estado de la Unión, la directora de política interna de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz, dijo al programa Despierta América de la cadena Univision que ICE mantiene sus “prioridades” y que dentro de ellas está el arresto de migrantes que “tienen una orden de deportación”.

A pesar de la advertencia de Johnson, Hernández dijo que “por un momento pensamos que el gobierno iba a suavizar su política pero no fue así. Todos los días recibimos llamadas de profesores y familias que están denunciando operaciones y arrestos”.

Fuente:Univision

Comentarios

comments

Compartir