ATACADA POR UN DESCONOCIDO, FUE AL HOSPITAL Y EL MÉDICO ERA SU ATACANTE. ¡Y LA VOLVIÓ A GOLPEAR!

0
300

 

UNA JOVEN DE LA REPÚBLICA RUSA DE YACUTIA, QUE PRESUNTAMENTE FUE ATACADA POR UN DESCONOCIDO EN UNA DISCOTECA LOCAL, FUE AL HOSPITAL PARA REGISTRAR SUS HERIDAS Y PODER PRESENTAR CARGOS, PERO SE SORPRENDIÓ AL DESCUBRIR QUE EL MÉDICO DE TURNO ERA EL MISMO QUE LA HABÍA ATACADO. EN LUGAR DE REVISAR SUS HERIDAS, EL DOCTOR COMENZÓ A GOLPEARLA NUEVAMENTE.

Un video corto que ha estado circulando en las redes sociales rusas durante los últimos días muestra al doctor Vladimir Naumov amenazando y agrediendo físicamente a Anastasia Dmitrieva, de 20 años, en el hospital de Nériungri, en el este de Rusia.

“Hay muchos testigos que vieron que usted fue la primera en atacarme”, se escucha a Naumov decir en el video, para luego golpear con su puño la mano de la mujer. Luego le dice que ella va a terminar presa si trata de presentar una queja contra él, y le golpea la mano nuevamente. Ambos continúan discutiendo hasta que en un momento él pierde la calma completamente y se levanta de su silla para agarrar a la mujer. Afortunadamente, una enfermera del hospital interviene para detenerlo antes de que tenga la oportunidad de lastimar aún más a Dmitrieva y ahí es donde el video se detiene.

Desde entonces, Naumov ha intentado explicar que ese video fue sacado de contexto y que Dmitrieva y un grupo de amigas habían agredido a una colega suya en la discoteca.

Según el doctor Naumov, lo que ocurrió en la discoteca local y en el hospital fue completamente diferente de lo que parece. El médico afirma que en la víspera de Año Nuevo estaba en la discoteca con algunos amigos y una joven partera de su hospital, de apellido Garelma, fue atacada por un grupo de mujeres sin razón aparente y por eso él tuvo que intervenir para defenderla.

La versión de Naumov ha sido confirmada por Garelma, quien se quejó de que los medios solo construyeron su historia con el video viral que fue sacado de contexto.

En cuanto a su comportamiento en el hospital, el médico ruso admitió que estaba “enojado y lleno de adrenalina” después de ver nuevamente a los atacantes de su colega, pero agregó que fue provocado. Los jefes de salud en Yakutia se negaron a aceptar la explicación de Naumov y lo despidieron del hospital.

*
Fuente:Periodismo.com

Comentarios

comments

Compartir