Bebidas refrescantes y saludables, ¡sin culpa!

0
110

¡Elabora tus propias bebidas refrescantes bajas en calorías! Reduce el consumo de refrescos, jugos embotellados y aguas preparadas con concentrados.

Encontramos estas sugerencias para que puedas crear bebidas deliciosas, nutritivas y súper frescas.

¡Toma nota!

Agua de frutas

Prepara un puré de tu fruta favorita (mango, ciruela, fresa o durazno por ejemplo) y un chorrito de miel de agave, si es que hace falta endulzarlo un poco más. Sírvelo en una jarra con hielos y un litro de agua mineral.

Perfecciona tus aguas frescas

Licúa un manojo de hierbabuena, medio pepino con cáscara y semillas, un limón sin cáscara, dos centímetros de jengibre, cinco cucharadas de azúcar de palma de coco y tres tazas de agua.

Cuela la mezcla y sirve con más hojas de hierbabuena y la otra mitad del pepino cortado en rodajas.

Té helado bajo en calorías

En una olla hierve agua, aparta del fuego y añade una bolsita de té. Deja reposar unos minutos y retira.

Una vez tibio agrega más agua y endulza con stevia. Puedes probar con té negro, té verde, o té blanco.

Jugos verdes naturales

Recuerda que la proporción ideal es 1:3; es decir, una fruta por tres verduras. Prueba con espinaca, pepino, zanahoria y pera. Comienza con combinaciones simples como naranja y betabel. Prefiere productos orgánicos si es posible.

Inventa tu agua vitaminada

En un frasco de vidrio coloca fruta en trozos, cítricos en rodajas y hojas enteras de hierbas de olor. Por ejemplo: melón verde, albahaca y naranja. Agrega agua natural a la combinación. Tapa y deja reposar en el refrigerador para que los sabores y aromas se disuelvan en la bebida.

Prepara una bebida tropical

Mezcla en la licuadora agua de coco, un tercio de piña sin cáscara, una taza de uvas verdes sin semilla, una taza de hielo y unas hojas de menta hasta obtener una consistencia frappé.

Leches vegetales caseras

En la licuadora mezcla tres tazas de agua, una taza de almendras enteras remojadas desde la noche anterior, tres cucharadas de avena previamente remojada, una cucharada de canela en polvo, cuatro dátiles sin hueso, una cucharadita y media de extracto de vainilla orgánica y una pizca de sal marina en grano. Cuela y sirve fría con canela espolvoreada encima.

Añade textura a tus bebidas

Sólo tienes que agregar trocitos de fruta deshidratada (como manzana), semillas de chía, amaranto inflado y/o tapioca hervida en tu bebida favorita.

Elabora cubitos de hielo con flores comestibles

Utiliza hojas de menta fresca, frambuesas y moras azules. Cuando estén hechos hielo, añádelos en un vaso con agua mineral o natural.

Las ventajas de estas bebidas es que te dan la energía que necesitas de forma natural, sin correr el riesgo de un aumento de azúcar en la sangre.

Además, te sentirás más ligera y podrás lucir un vientre plano.

Fuente: enforma.salud180.com

Comentarios

comments

Compartir