Come 13 tazas de cereal por día y teme por su vida

0
198

Posted on February 5th, 2016

Un joven pide ayuda para superar su adicción al cereal, ya que consume la impactante cantidad de 13 tazas por día, acompañados con la friolera de 138 cucharadas de azúcar.

Phillip Patrick, de 19 años, tenía una dieta sana y variada hasta que se fue de casa hace tres años, y comenzó con sus los malos hábitos.

El joven que sólo consume cereales, (en su mayoría Weetabix y cornflakes) rematados con una enorme pila de azúcar, programa sus atracones en base al horario de emisión de sus programas de TV favoritos.

Phillip, que ha comido un estimado de 14.235 cuencos en tres años, devora seis cajas de cereal y 15 litros de leche a la semana, y una bolsa de 5 kg de azúcar cada nueve días.

Su peso se ha disparado en los últimos tres años. Y su extraña dieta lo ha dejado con apenas suficiente energía para subir por las escaleras, y no puede salir a cenar o a comer con su familia.

PAY-Phillip-Patrick-19-from-Worcester-who-is-addicted-to-sugar (1)

Phillip está pidiendo ayuda para superar su adicción, luego de que le costara su trabajo en un pub, y que varios expertos advirtieran que podría causarle cáncer o enfermedades del corazón.

Phillip afirmó: “Sé que todavía soy joven, pero no estoy volviéndome más joven, y tengo que estar mejor para mi hijo. Yo solía ser un muchacho activo, jugaba al fútbol, hacía ​​ciclismo y corría carreras.

“Pero ahora no tengo energía. Me cuesta subir las escaleras porque me quedo sin aliento. Se ha convertido en un hábito. Es parte de mi estilo de vida diaria. Lo he estado haciendo todos los días durante tres años. Tengo que recuperar mi vida, porque sé que podría morir por esto.”

PAY-Phillip-Patrick

Phillip comenzó a comer mal cuando se fue de la casa y se puso en pareja con Sophie Richold, de 19 años. Su libertad recién descubierta lo hizo renunciar a las comidas salubales que cambió por los cereales, así como té, con seis cucharadas de azúcar en cada taza.

En un día promedio consume alrededor de 6.906 calorías al día. Su sobrecarga de carbohidratos y azúcar hizo que perdiera su trabajo en un bar el año pasado, porque no tenía la energía necesaria para hacer frente al turno completo.

Fuente: Periodismo.com

Comentarios

comments

Compartir