CÓMO MANTENER A TUS HIJOS A SALVO EN UN HOGAR MODERNO

0
99

SI BIEN LAS CASAS MODERNAS TIENDEN A GENERAR MÁS COMODIDAD PARA LOS PADRES, TAMBIÉN SE DEBE TENER EN CUENTA QUE PUEDEN TRAER PELIGRO PARA LOS PEQUEÑOS DE LA FAMILIA, PUES HAY DETALLES QUE A MUCHOS ADULTOS SE LES OLVIDA NOTAR.

De hecho, según una encuesta reciente de BabyCenter, hecha en conjunto con Tide, uno de cada tres padres admitió tener su cuarto de lavado ubicado cerca de las áreas donde la familia suele pasar la mayor parte del tiempo, como la sala o la cocina, y menos del 5% tiene como prioridad asegurar la oficina a prueba de niños.

La experta en temas familiares Jeannette Kaplun conversó con DIARIO LAS AMÉRICAS sobre cómo solucionar algunos errores que cometen los padres.

¿Cuáles son los errores más comunes cometidos por los padres a la hora de mantener a salvo a sus niños?

Confiarse demasiado y no informarse lo suficiente. Cuando pensamos en el tema de la seguridad, es fácil pasar por alto algunos peligros ocultos cuando estamos evaluando cómo mantener seguros y saludables a nuestros niños. El entorno del hogar está cambiando e igualmente han cambiado las cosas que necesitamos tener en cuenta para hacerlo seguro para los niños. Por ejemplo, tomamos precauciones en la cocina o el baño, pero olvidamos hacer lo mismo con el cuarto de lavado. De hecho, según una encuesta reciente hecha por BabyCenter en conjunto con Tide, sólo el 29 % de los padres ha tomado medidas de seguridad en el cuarto de lavado o planea hacerlo. Por eso me he unido a la campaña “Arriba, Cerrados y Seguros”, para traer consejos que ayuden a hacer de nuestro hogar, un lugar seguro para la familia.

¿Qué porcentaje aproximado de americanos cumple con todas las medidas de seguridad necesarias para mantener a sus hijos a salvo?

Es difícil calcular un porcentaje exacto, pero los accidentes en el hogar son demasiado comunes. Estadísticas de los CDC (Centers for Disease Control), órgano del Gobierno de EEUU que previene las enfermedades, indican que cada año más de nueve millones de niños visitan las salas de urgencias debido a algún accidente. Las caídas son la principal causa de las visitas no fatales a la sala de urgencias entre los menores de 15 años. En los niños entre 1 y 4 años, las caídas y los envenenamientos son la causa principal.

¿Cuáles son las medidas básicas recomendadas?

Considero que es importante revisar los espacios, porque a medida que los niños crecen, podrían acceder a otras áreas que eran inaccesibles para ellos cuando eran pequeñitos. Por ejemplo, aquí hay tres cosas que he añadido a mi lista cuando evalúo la seguridad en mi hogar:

– Enchufes o tomacorrientes USB: están reemplazando rápidamente a muchos enchufes eléctricos tradicionales. No sólo el enchufe podría ser peligroso, sino también el cable que – Teléfonos inteligentes: si se cae y rompe la pantalla podría haber vidrios rotos, y tus hijos podrían cortarse fácilmente los dedos.

– Los paquetes de detergente y lavavajillas deben estar fuera del alcance de los niños. Sigue esta sencilla regla: Mantenlos arriba, mantenlos cerrados, mantenlos seguros. Es más: mantengan los productos de limpieza en sus empaques originales para así prevenir aún más que se produzca un accidente.

¿Cuáles son las medidas recomendadas según cada edad?

Las familias que tienen niños menores de 5 años saben que sólo se necesita un segundo para que un producto o artículo cotidiano de nuestro hogar, se convierta en un peligro. Recordemos que los niños son curiosos por naturaleza, ¡es normal que exploren el mundo! Para identificar posibles riesgos de seguridad, siempre recomiendo a los padres que se pongan a la altura de los niños y recorran la casa para ver qué está al alcance de sus hijos. Por ejemplo, si te pones a gatear por la sala verás cosas muy diferentes que cuando estás de pie mirando hacia abajo.

Algunos de los posibles riesgos según cada edad podrían incluir, pero no limitarse, a lo siguiente:

Los pequeños que comienzan a gatear se llevan todo a la boca, ya que así comienzan a descubrir el mundo a su alrededor. Por eso es importante fijarse si hay objetos sueltos que pudieran llevarse a la boca, tales como las baterías de los controles remotos. Los contenidos de un bolso también podrían ser un peligro para un niño pequeño, ya que podría encontrar monedas, medicamentos o dulces con los que se puede atragantar o envenenar.

En cuanto a los niños que ya comienzan a caminar, es clave invertir en mecanismos de seguridad para mantener cerradas las puertas de los gabinetes e impedir que abran los cajones o las gavetas; de igual manera, no olviden colocar puertas de seguridad en las escaleras, tanto arriba como abajo.

¿Cuáles son los químicos que se deben evitar alrededor de los niños a toda costa?

Todos los productos de limpieza, incluyendo los paquetes de detergente, deben mantenerse fuera del alcance de los pequeños, ojalá en alto, en un gabinete o estante y cerrado en su envase original. Esto también se aplica para las medicinas y cualquier otro producto que puede ser tóxico. Los accidentes son por naturaleza impredecibles y por eso la prevención es tan importante. Por último, siempre debemos tener a mano el teléfono del centro de prevención de envenenamientos o Poison Control Center, 1 800 222 1222. Es bueno grabarlo en nuestro teléfono móvil y además tenerlo al lado de los teléfonos de nuestro hogar.

*
Fuente:Diario las Americas

Comentarios

comments

Compartir