CONGRESISTAS Y CASA BLANCA CONCLUYEN REUNIÓN SOBRE FUTURO DE “DACA” SIN AVANCES

0
43
EL ÚNICO ACUERDO DEL ENCUENTRO FUE SEGUIR DISCUTIENDO EL FUTURO DE DACA Y LA SEGURIDAD FRONTERIZA

WASHINGTON— Líderes de ambas cámaras del Congreso sostuvieron este miércoles una reunión a puerta cerrada con asesores de alto rango de la Casa Blanca para discutir el futuro de “DACA” y un acuerdo presupuestario, sin un aparente avance sobre una solución bipartidista.

A juzgar por sendos comunicados emitidos por los legisladores y la Casa Blanca, la reunión sirvió para ventilar sus posiciones respecto a cómo evitar un cierre del gobierno, que agotará sus fondos el próximo 19 de enero, pero sin resultados concretos para un acuerdo que mantenga las protecciones para los “Dreamers”.

En esta ocasión, el director de la Oficina de Gestión y Presupuesto, Mick Mulvaney, y el de asuntos legislativos de la Casa Blanca, Marc Short, fueron los emisarios del presidente Donald Trump para el encuentro en el Capitolio, en el que participaron los principales líderes demócratas y republicanos de ambas cámaras del Congreso.

El año pasado, Trump anunció el desmantelamiento del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, y dio plazo al Congreso hasta el próximo 5 de marzo para encontrar una solución legislativa permanente para los “Dreamers”.

En un comunicado conjunto, tanto la Casa Blanca como las oficinas del presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, y del líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, reiteraron su exigencia de que los fondos para defensa no sean “rehén” de la política migratoria.

“Es importante que logremos un acuerdo de dos años que otorgue fondos para nuestras tropas y para nuestra seguridad nacional y otras funciones críticas del gobierno federal. También sigue siendo importante que los miembros del Congreso no tomen como rehén los fondos para nuestras tropas a cambio de una política migratoria”, advirtió el documento.

En el comunicado, la Administración dijo que los republicanos han explicado con claridad sus prioridades presupuestarias “desde el principio”, y confía en que las discusiones futuras “conllevarán a un acuerdo pronto”.

Por su parte, los principales líderes de la bancada demócrata, la líder de la minoría en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, y su contraparte en el Senado, Chuck Schumer, dijeron en un comunicado conjunto, de una sola línea, que la reunión fue “positiva y productiva” y que ambas partes acordaron “continuar discutiendo una vía para resolver con rapidez todos los asuntos que tenemos por delante”.

Una fuente legislativa demócrata, que pidió el anonimato, dijo a este diario que los cuatros líderes y los funcionarios de la Casa Blanca “acordaron seguir negociando un acuerdo presupuestario bipartidista para eliminar los límites en los gastos de defensa y otros fondos del gobierno, un acuerdo sobre DACA y la frontera, un paquete de cuidado de salud, y una medida para asistencia de desastres naturales”.

Así, ambos partidos afrontan trabas en torno a los perímetros de un eventual acuerdo que permita la legalización de los cerca de 700,000 jóvenes indocumentados amparados a “DACA”, miles de cuales ya han comenzado a perder su protección bajo el programa.

Los demócratas han dicho que no aceptarán un trueque de “muro por Dreamers”, como pide la Casa Blanca, pero tampoco han precisado qué condiciones están dispuestos a ceder en materia de seguridad fronteriza.

Aunque Trump prometió a los “Dreamers” una solución “con corazón” y encomendó al Congreso “corregir DACA”, ahora ha decidido incorporar a una eventual medida exigencias como fondos para su prometido muro fronterizo, más vigilancia fronteriza, y la eliminación de la “lotería de visas” y la “inmigración en cadena” que, a su juicio, causan las visas de reunificación familiar.

En ese sentido, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, afirmó hoy que las prioridades de Trump no han cambiado respecto a lo que quiere del Congreso para la seguridad fronteriza.

“Nuestras prioridades sobre lo que quisiéramos tener en cualquier proyecto de ley migratorio y en cualquier acuerdo sobre DACA no han cambiado. Eso incluiría asegurar la frontera con un muro, asegurar el cumplimiento de las leyes al interior (del país), eliminar la lotería de visas, y un fin a la migración en cadena”, precisó Sanders.

En las últimas semanas, la Casa Blanca ha acusado a los demócratas de politizar el debate sobre DACA sin ofrecer soluciones, omitiendo que Trump generó la crisis actual al desmantelar el programa y dejar expuestos a la deportación a los “Dreamers”.

Tres exsecretarios de Seguridad Nacional, el republicano Michael Chertoff y los demócratas Janet Napolitano y Jeh Johnson, enviaron hoy mismo una carta a los principales líderes del Congreso urgiendo una solución permanente para los “Dreamers” para el próximo 19 de enero.

Una demora no sólo pone en peligro de la deportación a los “Dreamers” una vez que pierdan sus permisos sino que también amenaza la estabilidad de las empresas que los emplean, además de que la aplicación de un nuevo programa migratorio requerirá tiempo para su implementación, argumentaron en la misiva.

Ese retraso en la puesta en marcha de una nueva ley “inyectaría una seria incertidumbre para los negocios que actualmente emplean a Dreamers, y también para los grandes números de beneficiarios de DACA que temen ser despedidos y obligados a esconderse hasta que este nuevo programa se establezca, y comience el nuevo proceso de solicitudes”, subrayaron.

La reunión en el Capitolio también se produjo mientras varios líderes demócratas, entre éstos el senador demócrata por Illinois y co-autor del “Dream Act”, Dick Durbin, así como activistas de la comunidad inmigrante advierten de que el tiempo apremia para la aprobación de esa medida.

*
Fuente:La Opinion

Comentarios

comments

Compartir