CONMEMORAN 53 AÑOS DEL ASESINATO DE JOHN F. KENNEDY EN DALLAS

0
225
JOHN FITZGERALD KENNEDY, EL ÚNICO PRESIDENTE CATÓLICO DE LOS ESTADOS UNIDOS, FUE ASESINADO EL 22 DE NOVIEMBRE DE 1963 EN DALLAS Y SE MANTIENE COMO UNA DE LAS ETAPAS MÁS OSCURAS DE ESTE PAÍS

CIUDAD DE MÉXICO, México.- Estadounidenses conmemoran el asesinato de John F. Kennedy hace 53 años.

John Fitzgerald Kennedy, el único presidente católico de los Estados Unidos fue asesinado el 22 de noviembre de 1963 en Dallas y se mantiene como una de las etapas más oscuras de este país.

Para la mayoría de los “baby boomers”, hay dos fechas que sobresalen en sus mentes: el 22 de noviembre de 1963 y el 11 de septiembre de 2001. Ambos momentos de increíble tragedia nacional. Pero quizás el 11/22/63 fue un poco más duro porque todos los estadounidenses conocían al hombre.

Apenas ganó las elecciones de 1960, el 60% de los estadounidenses que votaron por él, decían que trajo algo especial a la Casa Blanca: una hermosa familia, su figura era joven, con un semblante sonriente, con cultura y clase.

ÚNICAMENTE IRLANDÉS

Kennedy tenía raíces irlandesas. Era el bisnieto de los inmigrantes del Condado de Wexford. Gracias a la gran riqueza de su familia, nunca sufrió pobreza.

El último año de la vida de Kennedy fue un torbellino. En octubre de 1962, enfrentó a los rusos sobre la guerra de los misiles en Cuba, en plena Guerra Fría.

Los generales querían la guerra con la ex Unión Soviética, pero el presidente, que conocía la guerra de primera mano, logró un acuerdo que el mundo lo vio como una victoria para el joven presidente.

La primera mitad de 1963 trajo un éxito sin precedentes a Kennedy. El 11 de junio de 1963, pronunció un discurso televisado a nivel nacional sobre Derechos Civiles, en el que exhortó a los estadounidenses a dar igualdad de derechos a los afroamericanos.

LAS ÚLTIMAS HORAS

El presidente John Kennedy y la primera dama Jacqueline Kennedy llegaron a la Fuerza Aérea One at Love Field en Dallas después de un corto vuelo desde Fort Worth, Texas el 22 de noviembre de 1963.

El presidente y la primera dama saludaron a los simpatizantes y los medios de comunicación.

Durante una reunión de desayuno en el Hotel Texas en Fort Worth, el presidente y la primera dama estuvieron con el vicepresidente Lyndon B. Johnson y su esposa, Lady Bird Johnson. El grupo luego voló a Dallas.

El presidente John F. Kennedy, salió del hotel Texas en Fort Worth a las 8:45 de la mañana del día en que fue asesinado. Él acostumbraba a saludar a muchedumbres y dar un discurso.

La caravana del presidente John F. Kennedy cruzó la calle principal en Dallas, momentos antes de los disparos contra su limusina.

Un minuto antes de que le dispararan en Dallas. En el coche con Kennedy viajaban su esposa, Jacqueline, a la derecha, Nellie Connally, a la izquierda, y su esposo, el gobernador de Texas John Connally.

El presidente John F. Kennedy se hundió en el asiento trasero del automóvil después de recibir disparos por arma de fuego.

Jacqueline Kennedy se inclina sobre el presidente mientras que el agente de servicio secreto Clinton Hill se subió en la parte posterior del coche.

La limusina que lleva al presidente John F. Kennedy se dirigió hacia el hospital segundos después de que le dispararon en Dallas. Nellie Connally, esposa del gobernador de Texas John Connally, se inclinó sobre su esposo herido y Jacqueline Kennedy se inclinó sobre el presidente.

LEE HARVEY OSWALD

Los estadounidenses estallaron en lágrimas en las afueras de Parkland Hospital al enterarse de que el presidente John F. Kennedy murió a causa de una bala mientras viajaba en una caravana en Dallas.

El teniente de policía J.C. Day quedó plasmado en fotografías por mostrar el rifle con mira telescópica que supuestamente se usó en el asesinato del presidente John F. Kennedy en Dallas.

Lee Harvey Oswald, fue detenido y acusado por asesinato de John F. Kennedy.

Lyndon B. Johnson tomó el juramento presidencial a bordo de Air Force One, en Love Field, Dallas, Texas horas después del homicidio.

El ataúd cubierto por la bandera del difunto presidente John F. Kennedy fue colocado en la sala este de la Casa Blanca en Washington.

El acusado asesino del presidente John F. Kennedy, Lee Harvey Oswald, mientras fue escoltado a la cárcel de la ciudad de Dallas, Jack Ruby, se acercó a Oswald con un revólver en la sede de la policía de Dallas.

Segundos después Ruby le disparó a Oswald en el estómago, y Oswald murió en Parkland Hospital varias horas más tarde el 24 de noviembre de 1963.

A 53 años del asesinato de John F. Kennedy, el caso suscita dudas entre la población estadounidense.

(Con información de irishcentral.com)

*
Fuente:Noticieros Televisa

 

Comentarios

comments

Compartir