Consejos para que fluyas hacia tus metas

0
216

El estrés constante, malos hábitos, dormir o descansar poco pueden ser una de las causas por las que hay días en que te sientes con la pila baja.

Pero por más desganada que te sientas, el mejorar tu actitud sólo depende de ti. Seguramente tendrás días en que tu humor no está muy bien. ¡Relájate y déjate fluir!

La revista Women’s Health publicó estas sencillas maneras de recuperar la energía que te hace falta.

Hidrátate constantemente

El agua es uno de los impulsores de energía más eficaces que existen. El estrés y las actividades físicas nos provocan comúnmente deshidratación, por lo que el agua es perfecta para recuperar la energía que hemos perdido. Toma dos vasos de agua en aquellos momentos en los que te sientas desanimada y sorpréndete.

Alimentos llenos de energía

¡Tú eres lo que comes! Así que haz que tu alimentación sea la mejor manera de recargarte de energía todos los días. Evita los alimentos muy procesados, llenos de condimentos o muy dulces, ya que sólo lograrás alentar tu digestión y también te sentirás cansada.

Planea tus comidas de forma que con sólo comer sientas esa recarga de energía que te hace falta. Te recomendamos incluir en tu dieta alimentos como frutos secos, cítricos, huevo, pescados con gran contenido de Omega 3, un pequeño trozo de chocolate amargo y una rica taza de té verde llena de antioxidantes y plátano.

No dejes de moverte

El realizar alguna actividad física diaria durante 30 minutos, ya sea estiramientos, abdominales, trabajo de fuerza, salir a correr o andar en bicicleta, incrementa la producción de endorfinas (hormonas que estimulan el buen humor y la vitalidad).

Aunque sientas que salir a ejercitarte con tanto cansancio es imposible, te retamos a que lo hagas y te asombres con lo bien que te sentirás de haberlo hecho.

Descansa lo suficiente

El tomar un receso de vez en cuando o dormir por la noche entre 6 y 8 horas diarias es una de las formas más efectivas de recargarte de energía y tomar un segundo aire. Si te sientes muy cansada, cierra tus ojos por 10 o 15 minutos para que tu mente y cuerpo se relajen. Cuando despiertes te sentirás llena de energía y con una actitud positiva.

Consiéntete

¡Déjate fluir para sentirte más ligera! Dedica unos minutos para estirar los brazos, espalda, piernas y cuello mientras inhalas. De esta forma se oxigenará tu cerebro, podrás pensar con más claridad y recuperarás la energía perdida.

Cuando te sientas muy cansada y estresada, date un suave masaje en los puntos donde se acumula la tensión como hombros, cuello y cabeza. Al relajarte aumentarás tu productividad.

Ámate

Muchas veces la carga social de querer ser aceptada o compararte con alguien más pueden ser factores que hagan que tu energía decaiga y te sientas desanimada. Acéptate y piensa en tus mejores talentos y en tus áreas de oportunidad para mejorar lo que no te está haciendo feliz.

Recuerda que para que alguien te ame, debes amarte a ti.

Fuente: womenshealthlatam.com

Comentarios

comments

Compartir