Crean un espectacular reloj de 12,000 dólares que no sirve para dar la hora

0
295

A primera vista podría parecer un reloj de pulsera, pero el desorbitadamente caro ‘Playground Labyrinth’ en realidad no da la hora. Fabricado por el relojero suizo Hautlence, el reloj no tiene dial, números o agujas.

En su lugar, tiene un juego de laberinto para que el usuario se entretenga. Aparentemente, el juego sirve como una metáfora de ‘tomarse el tiempo’ para disfrutar de los aspectos más sutiles de la vida.

Descrito como un “objeto inútil, pero sin embargo esencial”, el reloj ‘Playground Labyrinth’ tiene un elevado precio de 12.000 francos suizos (12.300 dólares). Está disponible en dos modelos: 01 y 02 (oro blanco y oro rosa), como parte de una colección de edición limitada.

La correa está hecha de piel de cocodrilo de Louisiana con acabado satinado, mientras que el laberinto de oro de 18 quilates está equipado con un zafiro de cristal ‘corona’ extra-duro, para evitar que la pequeña bola de platino se escape.

“Es una vuelta a la infancia, donde nos tomábamos el tiempo para dejar volar nuestra imaginación y separarnos del resto del mundo”, dice el sitio web de la compañía.

Para ganar el juego, los usuarios tienen que llevar el balón a través del laberinto a uno de los dos pequeños agujeros. La corona se puede utilizar para activar un pequeño ‘elevador mecánico’, lo que traerá el balón de nuevo a la línea de la segunda ronda.

El video promocional cuenta con el futbolista Eric Cantona, animando a los clientes potenciales a “tomarse su tiempo” y “a romper las reglas”. El sitio web añade que, si bien Labyrinth puede no decir la hora, está “perfectamente alineado con la excelencia en relojería incrustada en el ADN de Hautlence”.

“El laberinto es un antiguo juego que hemos decidido traer de vuelta en un reloj”, agregó el co-fundador de Hautlence, Sandro Reginelli. “Lo que aquí presentamos es una nueva visión del tiempo, y esta nueva visión del tiempo, obviamente, no lo muestra en forma tradicional. Queremos que la gente se desconecte y se vaya [a] esa dimensión de tiempo en el que decide lo que quiere hacer”.

Fuente: Periodismo.com

Comentarios

comments

Compartir