Decreto de amor y perdón

0
433

Perdonar es un acto liberador, que te hace dejar atrás pensamientos que te pueden hacer daño en tu presente y en tu futuro.

Muchas veces, decir “te perdono” basta, pero en ocasiones es necesario convencerte mucho más de que realmente lo estás haciendo de corazón.

Por eso, te compartimos este decreto que puede ayudar a hacerlo más sencillo. Repítelo cuantas veces sea necesario o escribe tu propio decreto.

Te perdono por lo que me dijiste y te pido perdón por lo que dije o lo que no he dicho. Prometo que cuando me venga a la mente aquello que me dolió, lo compensaré con lo que me hizo feliz, muy feliz.

Hoy entiendo que lo que torpemente dijiste no fue para lastimarme. Entiendo también que eres una persona con defectos, con tus propios conflictos, miedos e ilusiones.

Respetaré quién eres y lo que fuiste y espero reciprocidad en ello. Confiaré en ti mientras me des motivo para hacerlo y seré una persona en la que tú puedas confiar.

Viviré por el amor en sí mismo, te amaré tanto como me amo a mí misma y viviré con el “seré feliz, sólo por hoy” en cada paso que dé. Te ofreceré lo mejor de mí, te escucharé y cuidaré con todas las fuerzas de mi cuerpo y corazón.

Día a día me propondré hacer cosas diferentes, probar hasta que duela, probar hasta que ame, probar hasta que aprenda. Seré una persona digna de ser amada.

Lo anterior está dedicado a quien amo profundamente, no importa el nombre.

Autor: Melanie Forey
Fuente: www.melanieforey.com

Comentarios

comments

Compartir