Descubren red internacional de lavado de dinero en Miami-Dade

0
296
La fiscalía Estatal y el Departamento de Homeland Security realizaron una operación conjunta que conllevó a la imputación de 22 personas en todo el país

Hace apenas un par de días la Comisión del Condado Miami-Dade solicitó al Gobierno federal no señalar a Miami como uno de los grandes centros del lavado de dinero, pero las pruebas parecen denotar que el deseo de los comisionados dista de la realidad.

“Hemos imputado formalmente a 22 personas, miembros de una red internacional de lavado de dinero, mientras operaban en Estados Unidos y Colombia, desde donde realizaban transacciones ilícitas para facilitar el canje de aproximadamente un millón de dólares al mes”, anunció la fiscal Estatal de Miami-Dade Katherine Fernández Rundle, durante un encuentro con la prensa, en el que presentó el resultado de una investigación conjunta con el Departamento de Homeland Security, que duró dos años y tuvo por nombre Operación Neymar.

Las imputaciones fueron mayormente atribuidas a intermediarios que trabajaban para grupos narcotraficantes en Colombia y México.

“Estas organizaciones funcionaban en 17 países, incluyendo varias ciudades en Estados Unidos, Canadá, Latinoamérica, Europa e incluso Asia, mientras usaban la fuerte posición comercial internacional de Miami como vía para lavar el dinero”, resaltó la fiscal estatal.

De los 22 individuos acusados, 18 serán enjuiciados en Miami, donde tres fueron arrestados esta semana. La cuarta persona fue detenida en Cali, Colombia, desde donde podría ser extraditada a la ciudad floridana próximamente. El resto de los acusados son buscados intensamente.

Luego añadió: “Lograron establecer una red de lavado muy sofisticada, amplia y complicada, con la que lograban realizar transacciones monetarias en Estados Unidos y Colombia, sin tener que hacer transferencias bancarias entre ambos países”.

Movimiento

Según el informe de la investigación conjunta, la droga procedente del Cartel de Cali llegaba a Estados Unidos a través de México, con la ayuda de individuos asociados al Cartel de Sinaloa.

Una vez en territorio nacional, la mercancía era distribuida en 14 estados de la Unión Americana y dos provincias de Canadá, desde donde el dinero recaudado era remitido mayormente a un individuo en Miami, que a su vez pagaba en dólares órdenes comerciales regulares, originadas en Colombia por empresas varias, mientras éstas cancelaban las deudas en pesos colombianos.

En otras palabras, un vendedor de teléfonos celulares en Bogotá ordenaba 500 unidades a un distribuidor en Miami y en vez de pagarle directamente, por medio de una transferencia bancaría, recurría a un intermediario del productor de cocaína en Colombia, a quien le pagaba el importe de la orden, mientras el individuo intermediario en Miami abonaba el importe al vendedor.

“Las transacciones fueron realizadas en una docena de establecimientos comerciales en Miami-Dade, donde se realizan una gran cantidad de exportaciones a Latinoamérica”, destacó la fiscal Estatal.

No obstante, ninguno de los comerciantes fue arrestado por falta de pruebas “que denotaran la aceptación de los pagos con conocimiento de causa”.

De cualquier manera, la Fiscalía estatal y el Departamento de Homeland Security fueron enfáticos cuando dijeron: “Que estén atentos, permanezcan alertas, vigilantes de cualquier señal que les parezca sospechosa, porque si participan en una transacción de esta índole, conscientemente, serán procesados”.

Las nacionalidades de origen de los 18 imputados en Miami no fueron develadas pero sus nombres son:

Iván Andrés Lizarazo Mendoza
Pedro Carrasco
Hinestroza González
Diego Perdomo
Edi Acosta Gómez
José Ángel Cortez Ráquez
Alonso Rivera Valenzuela
Pedro Hernández
Javier Castro Leyva
Roberto López Morales
Jesús Valencia
Fabio Moreno
Duván Bolanos Mora
Sidia Milady Lizarazo Mendoza
Francisco Haro Rodríguez
Giscard Yohsiati Peña Peña
Alejandro León Vega
Ambioris Acosta de la Cruz

Entre las acusaciones destacan conspiración, participación en crimen organizado, lavado de dinero y complot para procesar una suma superior a 100.000 dólares.

*
Fuente:Diario las Americas

Comentarios

comments

Compartir