“El Potrillo” promete a Vicente Fernández, jamás dejar morir la música mexicana

0
198
Más de 80 mil asistentes en el Estadio Azteca fueron testigo, la noche de ayer, del adiós Vicente Fernández, quien con un concierto de casi cuatro horas ininterrumpidas, puso fin a 50 años de trayectoria arriba de los escenarios.

“El Charro de Huentitan”, quien acompañado de un convoy arribó al Estadio Azteca, poco después de las 07:00 de la noche, hizo una pausa en el recital para dedicar unas palabras a su esposa Cuquita Abarca.

Su hijo menor, Alejandro Fernández, subió al escenario para compartir el micrófono; ahí, “el Potrillo” aprovechó para hacerle una promesa.

“Gracias papá por este gran legado que nos dejas. Te prometo, te lo juro, que jamás voy a dejar morir la música mexicana, siempre la llevaré en el alma, en el corazón y la seguiré llevando por todo el mundo como tú me lo encargaste”.

Mientras el concierto trancurrìa con normalidad, don Vicente estuvo a punto de sufrir un accidente cuando tras quitarse el moño de charro y aventarlo a la audiencia, perdió el equilibrio, pero logró reponerse de inmediato sin mayores consecuencias.

Con frases como “Yo quisiera darte un beso en esa boca y beber toda esa ternura que hay en ti, y cuando el corazón tiene sed, hay que darle de beber”, el cantante hizo gritar a los asistentes al Azteca, a quienes también les brindó unas emotivas palabras.

“Ser capaz de quedarse muerto en un escenario tan sólo por llevarse a la tumba lo que más quiso en esta vida, su presencia, su cariño, su respeto y sus aplausos”.

*
Fuente:SAPS Grupero

Comentarios

comments

Compartir