¿Fibra puede reparar úlceras pépticas?

0
192

Las úlceras, también conocidas como úlceras pépticas, son lesiones que se originan en el estómago (úlcera gástrica) o en la primera parte del intestino (úlcera duodenal). Estas lesiones tienen parecido a un cráter y no cicatrizan fácilmente.

Las úlceras pépticas se originan debido a que los factores protectores del estómago e intestino se encuentran disminuidos, aumentando la afectación de irritantes, provocando inflamación y lesión del tejido afectado.

En un inicio, se pensaba que el estrés y los malos hábitos de alimentación eran los responsables de generar úlceras pépticas; sin embargo, estas ideas han cambiado.

Si el paciente presenta gastritis o úlceras pépticas, se sospecha inicialmente de una infección por Helicobacter pylori, que es una bacteria que modifica el ambiente del estómago, aumentando la propensión a sufrir gastritis o algún tipo de úlcera.

También se ha visto que el uso prolongado de medicamentos contra el dolor (antiinflamatorios no esteroideos AINES), inhiben la producción de la mucosa que recubre al estómago, haciéndolo vulnerable a la acción de los jugos gástricos.

La infección por H. pylori afecta aproximadamente a la mitad de la población mundial, siendo esta prevalencia mayor en los países en desarrollo, como México. En 1998, en un estudio realizado en nuestro país se encontró infección por esta bacteria en alrededor del 70% de los adultos.

Sobre el tratamiento y el manejo de las úlceras pépticas, es importante decir que depende de la causa de la úlcera; por ejemplo, si se debe al uso prolongado de medicamentos para el dolor, se debe de considerar cambiar de medicamento o disminuir la dosis.

En caso de que las úlceras pépticas se deban a infección por H. pylori, la recomendación debería ir encaminada a eliminar la bacteria, para lo cual generalmente se utilizan antibióticos específicos.

La dieta es importante debido a que puede ayudar a dar alivio al tracto digestivo durante periodos de dolor e inflamación. Es probable que se recomiende una dieta blanda fraccionada (5 veces al día) pero siempre deberá ser a tolerancia del paciente.

No existe suficiente evidencia científica que demuestre que una dieta alta en fibra ayude a cicatrizar las úlceras pépticas. Es más, en aquéllos pacientes con úlceras, es probable que el consumo de fibra provoque dolor.

Cuando las personas presentan síntomas de úlceras pépticas, como dolor abdominal intenso que empeora cuando pasan muchas horas sin ingerir alimento, náusea, vómito o cambio en el apetito, es importante acudir con un profesional de la salud para que vigile y dé tratamiento adecuado.

Recuerda que una alimentación correcta que incluya un consumo adecuado de fibra y hábitos saludables, ayuda a disminuir el riesgo de presentar algún padecimiento.

Fuente: Salud180

Comentarios

comments

Compartir