ICE PIDE DISCUPAS A ‘DREAMER’ HONDUREÑA QUE ESTABA EN RIESGO DE DEPORTACIÓN

0
102
“AHORA PODRÉ CUMPLIR MI SUEÑO DE GRADUARME”

CHARLOTTE — El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) se disculpó el lunes con la joven hondureña beneficiaria del programa federal DACA, Sthefany Flores, tras admitir un error administrativo que la puso en riesgo de una deportación.

“He confirmado que su estatus actual está bajo el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y le estoy escribiendo para decirle que no tiene necesidad de reportarse tal como le fue ordenado en la carta que recibió”, expresó David Kunde, funcionario de ICE.

“Le ofrezco disculpas por cualquier inconveniencia”, aseveró.

A su vez, Flores indicó a Efe que se siente muy feliz y aliviada con esta noticia.

“El oficial del ICE me escribió un correo electrónico y me llamó esta tarde para decirme que sí estaba amparada por DACA y que mi caso se cerraba inmediatamente”, explicó la joven a Efe.

Sthefany Flores, de 20 años de edad, residente de North Carolina y originaria de Agua Blanca Sur (Honduras), recibió el pasado 1 de abril una carta de ICE en la que se le indicaba que no era sujeta de ningún alivio administrativo posible y que debía presentarse este miércoles, con una maleta de 20 libras, en la oficina de Charlotte de esta agencia federal.

“Me quedé en shock. La carta tenía mi nombre, mi dirección y mi país de origen. Básicamente, decían que me iban a deportar”, dijo este domingo a Efe Flores, que el pasado mes de marzo renovó su permiso de residencia a través de DACA.

Flores, estudiante de la Universidad Gardner-Webb, dijo que leyó la carta una y otra vez, y notó que aunque sus datos personales eran correctos, no así el número de su caso.

“Expliqué (a ICE) el error pensado que se resolvería, pero a los dos días me enviaron la misma copia aunque ya con mí número de expediente correcto”, y sin que se explique el error, comentó la joven.

La soñadora, que llegó a Estados Unidos con solo 7 años de edad, no tiene antecedentes criminales.

La estudiante contó que nunca había tenido problemas y que en 2012 obtuvo un permiso temporal de estancia mediante DACA, y que en marzo del año siguiente el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) le remitió su tarjeta.

El pasado 15 de marzo, recibió su tercer documento de residencia bajo el amparo de DACA, con vigencia de dos años.

“De esta terrible experiencia aprendí que hay que trabajar unidos. Estoy muy agradecida con todas las personas que me ayudaron. Ahora podré cumplir mi sueño de graduarme”, concluyó la estudiante que el próximo 2 de mayo recibirá del centro universitario donde estudia un reconocimiento académico por su desempeño estudiantil

*
Fuente:EFE

Comentarios

comments

Compartir