JUEZ FEDERAL EN TEXAS DESISTE, POR AHORA, DE EXIGIR DATOS PERSONALES DE “DREAMERS”

0
193
LA INESPERADA DECISIÓN ES UNA VICTORIA PARA GRUPOS PRO-INMIGRANTES QUE TEMÍAN EL USO INDEBIDO DE LOS DATOS DE 50,000 “DREAMERS” QUE EN 2015 RECIBIERON UNA EXTENSIÓN DE TRES AÑOS EN SUS PERMISOS DE TRABAJO

WASHINGTON – Tras una férrea campaña de grupos pro-inmigrantes, el juez federal Andrew Hanen desistió temporalmente este martes de exigir que el Departamento de Justicia le entregara a más tardar el próximo viernes datos personales de 50,000 “Dreamers” que recibieron una extensión de sus permisos de trabajo el año pasado.

En una decisión de una sola página divulgada en su corte en Brownsville (Texas), Hanen suspendió su propia orden del pasado 19 de mayo, pero ha programado una audiencia para el próximo 22 de agosto para revisar el asunto.

Juez Hanen

Hanen, que preside una demanda de Texas y otros 25 estados contra los alivios migratorios anunciados en noviembre de 2014, había dado plazo a los abogados del Departamento de Justicia para que entregaran los datos de los 50,000 “Dreamers” que residen en esos estados y que en 2015 recibieron una extensión de tres años en sus permisos de trabajo.

La orden de Hanen aplicaba a 50,000 “Dreamers” que recibieron una extensión de sus permisos de trabajo -los emitidos en 2012 era de dos años- entre noviembre de 2014 y febrero de 2015. Un total de 100,000 “Dreamers” recibieron esos beneficios antes de que Hanen suspendiera los alivios migratorios.

Esos “Dreamers”, amparados bajo el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012 recibieron la extensión bajo las nuevas directrices anunciadas por el presidente Barack Obama, que además anunció un programa similar para adultos con hijos ciudadanos y residentes legales, conocido por su sigla en inglés “DAPA”.

Hanen congeló ambos programas mientras el caso “United States v. Texas” se resuelve en los tribunales -el Tribunal Supremo se pronunciará al respecto este mes-, y acusó a los abogados del Departamento de Justicia de engañarlo sobre la puesta en marcha de la ampliación del “DACA” de 2012, conocido como “DACA+”.

Hanen también exigió que los abogados del Departamento de Justicia tomen clases de ética por el presunto engaño.

En el documento emitido hoy, Hanen les ha dado plazo hasta el próximo 31 de julio para que propongan la “sanción apropiada” por la “tergiversación” de la implementación de los alivios migratorios.

Un poco de alivio

El Departamento de Justicia había presentado una moción de emergencia para impedir la divulgación de los datos de los “Dreamers” afectados por la orden de Hanen, y también apeló la orden ante el Quinto Circuito de Apelaciones.

En paralelo, grupos pro-inmigrantes en todo el país, incluyendo MALDEF, el Centro Nacional para Leyes de Inmigración (NILC) y la Unión de Libertades Civiles (ACLU) también presentaron documentos ante el Quinto Circuito de Apelaciones para bloquear la orden de Hanen, y celebraron el anuncio.

El presidente de MALDEF, Thomas Sáenz, dijo en un comunicado que, de todas maneras, su grupo continuará adelante con su apelación de la orden.

“Esta orden no puede sobrevivir a una apelación porque no hay una base legítima para castigar a inocentes jóvenes inmigrantes, que no son parte del caso ante el juez Hanen, para responder a una presunta mala conducta de los abogados de EEUU”, argumentó Sáenz, complacido de que la “indignante orden” no seguirá adelante mientras se apela ante los tribunales.

La decisión de Hanen es un breve respiro, a la espera de que el Tribunal Supremo emita un fallo que dé luz verde a la implementación de los alivios migratorios y proteja hasta cinco millones de inmigrantes indocumentados.

*
Fuente:La Opinion

Comentarios

comments

Compartir