LA “MIGRA” INCAPAZ DE CONSEGUIR QUIEN TRABAJE PARA ELLOS

0
45

EXPERTOS ASEGURAN QUE SERÁ MUY DIFÍCIL QUE LOGREN CONSEGUIR 5.000 NUEVOS AGENTES, COMO LO PROMETIÓ TRUMP

La campaña del presidente Donald Trump para deportar hasta el último indocumentado en Estados Unidos tiene un gran problema: no hay suficientes estadounidenses que quieran hacer el trabajo.

“Si usted conoce personas entusiastas de la seguridad fronteriza por favor envíelas a la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP),” dijo Ronald Vitiello, jefe de la Patrulla Fronteriza, la semana pasada en una feria de reclutamiento en San Antonio, Texas. “Ya estamos atrasados. No estamos contratando lo suficientemente rápido para mantenernos al día”.

Trump ha ordenado a la agencia contratar 5.000 agentes adicionales para reforzar las patrullas y vigilancia en la frontera. Sin embargo será muy difícil que lo logren. Actualmente la patrulla fronteriza solo cuenta con 19.000 efectivos, 2.000 agentes menos del objetivo que se tenía durante el gobierno de Obama.

Las autoridades dijeron que muchos de los candidatos no pasan las pruebas como el detector de mentiras, así como muchos otros se rehusan a trabajar en lugares remotos alejados de sus familias. Cada año cerca de mil agentes renuncian a la patrulla fronteriza.

“Algunas personas simplemente no quieren vivir allí”, dijo Randolph Alles, comisionado adjunto de la CBP “Atraer y reclutar individuos de alta calidad es un gran reto para nosotros”.

Los problemas no terminan allí, miembros de la Patrulla Fronteriza temen que la contratación de 10.000 agentes adicionales para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) – ordenado por Trump – pueda precipitar una salida masiva de miles de agentes de la patrulla fronteriza con rumbo a ICE.

Los agentes de ICE buscan a indocumentados, principalmente en ciudades lo que les permite tener una vida normal junto a sus familias. De igual forma el proceso de reclutamiento es más sencillo pues no requieren pasar por el detector de mentiras. Ademas ICE ofrece a sus empleados un generoso programa de horas extras, del cual carece la patrulla fronteriza.

Alrededor de dos tercios de los solicitantes de CBP fallan la prueba del polígrafo, informó la Associated Press en enero. Es por esta razón que actualmente la agencia está presionando al Congreso para que permita a veteranos de guerra unirse a sus filas.

Por su parte Tony Crowder, director ejecutivo de las operaciones aéreas y marinas de la patrulla fronteriza, dijo a The Guardian que su agencia estaba luchando fuertemente para retener y reclutar suficientes pilotos.

Asegura que las aerolíneas comerciales han ido llevándose a los pilotos que ya no quieren trabajar en zonas remotas del país. “Ellos pagan más y es un tipo diferente de trabajo” añadió Crowder.

Aunque la Patrulla Fronteriza ha acelerado el procesamiento de las aplicaciones para reclutar a más agentes, la falta de candidatos calificados que quieran trabajar para ellos hará muy difícil que logren la meta.

*
Fuente:La Opinion

Comentarios

comments

Compartir