La serpiente quemada.

0
1169

Un hombre vio cuando una serpiente estaba muriendo quemada y decidió sacarla del fuego, pero cuando lo hizo, la serpiente lo picó. Por la reacción del dolor, el hombre la soltó y el animal cayó de nuevo en el fuego y se estaba quemando de nuevo.

El hombre intentó sacarla otra vez y otra vez la serpiente lo picó.

Alguien que estaba observando se acercó al hombre y le dijo:

– Disculpe, ¡pero usted es terco! ¿No entiende que todas las veces que intente sacarla del fuego va a picarlo?

El hombre respondió:

– La naturaleza de la serpiente es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar.

Entonces, con la ayuda de un pedazo de hierro, el hombre sacó la serpiente de fuego y salvó su vida.

No cambies tu naturaleza si alguien te hace algún daño, no pierdas tu esencia; sólo toma precauciones.

Algunos persiguen la felicidad, otros la crean.

Preocúpate más por tu conciencia que por tu reputación. Porque tu conciencia es lo que eres, y tu reputación es lo que piensan los demás de ti.
Y lo que piensan los demás, no es tu problema… Es problema de ellos.

Comentarios

comments

Compartir