Las 7 edades del alma

0
356

El alma ya tiene una edad cuando nacemos, que no cambia aunque estemos recién nacidos, a no ser que por propio esfuerzo desarrolle una conciencia superior.

La mayoría de tradiciones filosóficas, religiosas y culturales, desde los antiguos egipcios, griegos e hindúes hasta los chinos y mayas, consideran divino el origen del alma y el espíritu.

Para ellos, uno puede tener 80 años y su alma 12. También se puede venir con un alma de mil años, y tener solo 10 de edad, por eso, cuando observamos una sabiduría especial en un niño, se dice: “es un alma vieja”.

Según los místicos, cada alma progresa a través de 5 edades en la Tierra, y 2 en planos superiores. Cada una de ellas involucra más y más altos niveles de percepción.

El descubrir desde dónde actuamos y reaccionamos puede ser muy iluminador.

ALMA RECIÉN NACIDA

Es sin experiencia y lucha por sobrevivir en el plano físico. Sus necesidades son por vivir experiencias crudas e intensas.

Generalmente son supersticiosos, tienden a agruparse alrededor del ecuador ya que la sobrevivencia es más fácil ahí. Este nivel de almas no se vuelve famoso ni reconocido, pues carece de la experiencia y la sofisticación necesarias.

Aprendizaje: A través del sufrimiento.

Aspectos positivos: Simple, mundana, inocente, infantil, intuitiva, vive para el momento, no se cuestiona, está en el jardín del edén, mística, trabaja con símbolos.

Aspectos negativos: Animalesca, desvalida, asustada, ignorante, puede ser fuertemente enganchada por los polos negativos de la personalidad falsa (ego), experimentando los extremos. Agresiva.

ALMA BEBÉ

Un ejemplo típico de sociedad bebé funciona como relojito. Halla peligroso el ambiente y busca protección de las almas más avanzadas. Busca autoridades que le indiquen qué hacer y cómo proceder, que le pongan reglas claras.

Como los niños pequeños, requieren de estructura. La tradición los rituales y la ley les proveen de un sentido subyacente de seguridad.

Las almas bebé tienden a ser muy firmes en sus creencias y si los confrontan, se confunden y reaccionan hostilmente. Pueden pelear y matar por sus creencias. Son ciudadanos responsables y líderes de la comunidad. Protegen la civilización, se resisten al cambio.

Aprendizaje: A través del dolor.

Aspectos positivos: Buen ciudadano, consciente, preocupado, fiel, orientado a la familia, se puede confiar en que “hará lo correcto”, crea reglas, tiende a ver las cosas de manera simple, le importa el sentimiento de seguridad, estructura el caos del alma recién nacida.

Aspectos negativos: Rígido, dogmático, burocrático, puede que defienda “lo correcto” de manera agresiva, opera más por emoción que por razón, puede ser violento y brutal, no cuestiona la autoridad.

ALMA JOVEN

Habiendo dominado los asuntos de supervivencia del alma bebé, el alma joven está lista para descubrir qué tan poderosa puede ser. La independencia es un asunto importante, y su habilidad para tomar lo que quieren el la vida.

Motivados por el poder, las almas jóvenes luchan por posiciones de prominencia y riqueza: Políticos, estrellas de cine, líderes religiosos, etc. En realidad ellos buscan lo que creen que les dará éxito.

El alma joven es su cuerpo. Están fuertemente identificados con su físico. Bloquean el tema de la muerte, que les horroriza. El hecho de creer que no regresarán les da el empuje y la motivación para volverse ricos y famosos.

Aprendizaje: A través de la pérdida.

Aspectos positivos: Productivo, industrioso, autoritario, crea nuevas estructuras que son más eficientes que las anteriores, crea abundancia, promueve “el progreso”, llevan la delantera, son los que están más a gusto porque son la mayoría.

Aspectos negativos: Competitivo, egocéntrico, encuentra lo que está de moda y lo hace mejor que nadie, excesivamente materialista, falta de visión hacia sus propias motivaciones, “yo gano, tú pierdes” y el ganador se lo lleva todo.

ALMA MADURA

Los niveles previos son conscientes hacia el exterior y crean karma. Aquí la esencia ha logrado la supervivencia en el mundo físico y ha conseguido reconocimiento, fama y poder. Pero la persona se siente vacía e insatisfecha, algo le falta…¿quién soy? ¿por qué estoy aquí?

En resumen, el alma madura comienza a buscar la verdad. Estas preguntas no las formula la personalidad, provienen de la Esencia.

La etapa del alma madura es la introducción a la apertura espiritual, y esto nunca es fácil. Es la etapa del máximo estrés para la personalidad. Ésta a veces se quiebra bajo la excesiva presión provocando esquizofrenia, psicosis y un alto nivel de suicidios.

Aprendizaje: A través de la angustia.

Aspectos positivos: Emocionalmente abierto, orientado hacia las relaciones, “Me preocupo por ti”, perceptivo, “Yo pertenezco a __________ y todos deberían de..”

Abierto al crecimiento espiritual, consciente del significado interior, en contacto con ambas, la perspectiva del alma joven y del alma vieja, por lo tanto la edad más equilibrada del alma.

Aspectos negativos: Identificado, intenso, dramas de telenovela, emocionalmente explosivo, neurótico, puede crear crisis exitosas y convertirse en víctima de ellas. “Tú eres exactamente igual que yo”. Batallas internas. “Percibo como me ves y no sé responder a eso o a mis necesidades…”

ALMA VIEJA

Habiendo dominado las lecciones del alma madura en la complejidad de las relaciones personales, el alma vieja se embarca en la maestría de la siguiente dimensión: el contexto de la existencia, o sea la espiritualidad.

El alma vieja se percibe a sí misma y a los demás como parte de un todo mucho más grande. Cuando mira a otra persona, ve en ella un aspecto de sí misma. Un alma vieja típica es individualista, fácil de llevarse con ella y rara vez hace algo que no desea hacer.

Lo que le importa es lograr satisfacción interior. Prefiere trabajar para sí misma, con los horarios que le gusten, y generalmente le infunde a su trabajo un concepto espiritual.

Las prácticas del alma vieja les pueden parecer extrañas a las almas más jóvenes, pero el alma vieja generalmente es discreta al respecto. Las almas maduras y viejas tienden a tener más problemas de autoestima que las demás pues son más conscientes de sí mismas (hacia adentro) de su karma y los defectos de la personalidad que eligieron.

Aprendizaje: A través del terror.

Aspectos positivos: Adaptables, cuidadosos, inofensivamente excéntricos, amables, conscientes espiritualmente, intensamente perceptivos, gentiles, con capacidad para aceptar, filosóficos, con sentido de amor por todos, buenos maestros, buscadores de la verdad, universales.

Aspectos negativos: “No soy bueno para…”. Personalidades difíciles (intenso karma personal respecto a auto aprobación), empobrecidos, raros. En lucha continua, flojo, desmotivado.

Las experiencias del alma trascendental e infinita se llevan a cabo fuera del plano terrestre, salvo raras excepciones.

REVISIÓN DE LOS SIETE NIVELES DEL ALMA.

Cada una de las siete edades del alma tiene siete niveles dentro de sí.

Un nivel toma aproximadamente tres vidas para completarse (aprox. 200 años) pero esto depende del fragmento en sí. (Los hay más rápidos, los hay más lentos).

El ciclo entero puede llevarse 35 vidas (mínimo) hasta 400 en el máximo de los extremos.

PRIMER NIVEL

Es una introducción al nivel en sí y a la edad del alma, la Esencia entrando aquí manifiesta dos tercios de la edad anterior y un tercio de esta nueva edad. El primer nivel es una probadita del tipo de experiencias por venir.

SEGUNDO NIVEL

Se manifiesta más intensamente, se centra más a nivel emocional. Hay una lucha entre continuar desarrollándonos y regresar al nivel anterior, es de acoplamiento. Muy kármico.

TERCER NIVEL

Muy introspectivo, tímido, consiente de sí, ermitaño. Manifiesta de lleno el nivel en el que se encuentra. Se mueve al nivel intelectual. Hay auto-examinación.

CUARTO NIVEL:

Es el anclaje de la edad del alma que la Esencia se encuentra viviendo en ese momento. En este nivel se recibe más de lo que se da.

QUINTO NIVEL:

Aquí comienza la integración. El entendimiento se da. Es un tiempo de producir. Hay mucha exploración y experimentación, es el nivel más excéntrico.

SEXTO NIVEL:

Reúne las experiencias de los niveles anteriores. Aquí la Esencia elige generalmente crecer. Hay muchísimas obligaciones y la mayor parte del karma acumulado se tiene que equilibrar. El alma vieja nivel seis es un gran reto que generalmente requiere muchas vidas para cumplirse pues la Esencia debe completar todo su karma para regresar al Tao.

SÉPTIMO NIVEL:

Es el final de una edad del alma y la preparación para la siguiente. La Esencia generalmente disfruta mucho este nivel de manera relajada.

Generalmente no hay dificultades. El alma de nivel siete se vuelve una gran maestra para aquellas que aún están en esa edad del alma que ella está terminando.

Un alma vieja nivel siete siente la necesidad de enseñar todo lo que ha aprendido a través de todas sus vidas a todas las almas más jóvenes.

¿Cómo te sientes en este momento?

Comentarios

comments

Compartir