LOS ATRAPAN COPIÁNDOSE EN UN EXAMEN CON LAS GAFAS DE “MISIÓN IMPOSIBLE”

0
241

Tres estudiantes tailandeses fueron capturados haciendo trampa durante el examen de ingreso a la facultad de medicina.

Los supervisores descubrieron cámaras inalámbricas incorporadas en los marcos de los anteojos de los estudiantes, que a su vez estaban conectados a smartwatches en sus muñecas.

Los jóvenes utilizaron las cámaras para enviar imágenes de las preguntas a un grupo externo, que luego respondió con las respuestas a través de los smartwatches.

Pero si bien la idea era brillante, los estudiantes fueron capturados cuando los instructores se dieron cuenta de que sus gafas tenían marcos inusualmente gruesos, y decidieron echar un vistazo más de cerca, lo que llevó al descubrimiento de las cámaras ocultas.

La historia se volvió viral en las redes sociales después de que el director de la Universidad Rangsit, Arthit Ourairat, publicara fotos del equipo para hacer trampa en su página de Facebook.

“Lo hicieron en tiempo real”, escribió Arthit, añadiendo que los estudiantes habían gastado la friolera de 800.000 baht (22.700 dólares) en la instalación. “Este fue el sistema de más alta tecnología para hacer trampa en un examen que haya visto jamás.

Queremos que esto se haga público para que la gente tome conciencia de que hay que tener cuidado, sobre todo para los exámenes médicos, en los que existe una gran demanda entre los estudiantes, pero no muchas vacantes”.

La mayoría de los usuarios de redes sociales condenaron los estudiantes por sus acciones, y los acusaron de poner la vida de las personas en situación de riesgo. “Si hubieran aprobado y se graduaban, podríamos haber tenido médicos ilegales trabajando para nosotros”, escribió un usuario de Facebook.

Pero unos pocos elogiaron los alumnos por su ingenio, con comentarios como “muy bueno”, y “como en Misión Imposible”.

No puede negarse que el plan de los estudiantes era inteligente, pero su inteligencia se volvió contra ellos, ya que ahora figuran en la lista negra de la junta de examen, e inhabilitados para obtener la admisión en la universidad. Sus identidades se reservaron, pero es probable que el escándalo tenga un efecto negativo en sus futuras carreras.

El examen de ingreso, que se celebró el pasado fin de semana, fue tomado por más de 3.000 estudiantes, que compiten por sólo 130 puntos. Ahora fue cancelado, y los estudiantes tendrán que presentarse a una repetición el 31 de mayo y 1 de junio, durante la cual estarán prohibidos todos los accesorios.

Fuente: Periodismo.com

Comentarios

comments

Compartir