Los jóvenes del Tri salvaron la noche

0
212

El 2016 arrancó para el Tri con un triunfo que futbolísticamente valió por el aporte juvenil en los últimos minutos, cuando Jesús Dueñas y Rodolfo Pizarro pusieron el 2-0, ambos de cabeza, una solución casi insólita en el combinado nacional que siempre sufre por arriba.

Más allá de un trámite casi soporífero antes de los goles, la Selección dejó varias anécdotas: Néstor Araujo y José Rivas fueron capitanes y el “Pikolín” Palacios se quedó en la banca a pesar de que era el debut más esperado y el DT había dicho que alternaría a los porteros.

Senegal había sido el más peligroso con un par de contragolpes que nacieron por errores de Yasser Corona en el primer tiempo, aprovechando que el Tri se volcaba al frente, y en los cuales lució el portero Jesús Corona.

Más allá de eso, Eduardo Herrera respondió con un gran cabezazo que obligó a una mejor atajada del arquero senegalés, Pape Ndiaye.

El Marlins Park lució una asistencia más que triste pero el ánimo cambió hasta los cambios del segundo tiempo, cuando el cuestiónado Cándido Ramírez, sin minutos en la Liga, puso el centro para el gol de Dueñas al 73’.

Después, Rodolfo Pizarro, que cambió el ritmo en lugar de Luis Montes, remató para el 2-0 al 86’ a centro de Hirving Lozano.

Osorio salvó la noche tal como hizo en el último partido, el de Honduras en noviembre por la eliminatoria mundialista, cuando sus modificaciones surtieron efecto casi inmediato.

El hizo los seis cambios permitidos, pero nunca con el “Pikolín” y además de él, los otros que no tuvieron minutos fueron Erick Gutiérrez, Henry Martin y Gerardo Rodríguez.

México salvó una noche que pintaba para el olvido y dejó así un pendiente de consistencia para la reanudación de la actividad en marzo, cuando el 25 visite a Canadá y el 29 reciba a ese equipo en el Azteca, ya con “europeos” y por la eliminatoria mundialista.

Fuente

Comentarios

comments

Compartir