Los límites entre el DUI y el alcoholismo: cuándo puedes ser deportado

0
253
Manejar borracho en Estados Unidos es una falta grave que puede ponerlo en proceso de deportación, advierten abogados y el gobierno federal.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por su sigla en inglés) dijo el viernes a Univision Noticias que el arresto por manejar en estado de ebriedad (Driving Under the Influence –DUI-) “sí puede afectar un trámite migratorio”, y apuntó que los datos contenidos en los antecedentes criminales de un inmigrante “no se borran”.

La semana pasada la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito (que cubre los estados de Arizona, California, Idaho, Washington, Montana, Nevada y Oregón), declaró nula una parte de la ley de inmigración (INA, por su sigla en inglés) que hace que sea difícil, si no imposible, que un alcohólico dispute su deportación.

En el dictamen, los jueces escribieron que la legislación, promulgada hace más de 50 años, equiparaba al alcoholismo con una falla de carácter moral, y señalaron que esta apreciación era inconstitucional debido a que el padecimiento es reconocido como una discapacidad médica.

No todos se salvan

“Pero eso no quiere decir que todos los inmigrantes con caso pendiente y que tienen un DUI están salvados”, dijo a Univision Noticias el abogado especialista en temas de inmigración Ezequiel Hernández.

Explicó que una persona que tiene un DUI “no necesariamente tiene que ser un alcohólico”, y subrayó que el DUI sigue siendo una “felonía” (crimen grave) que puede convertirse en causa de deportación.

“El fallo de la Corte (de Apelaciones del Noveno Circuito) solo dice que el alcoholismo no puede ser usado como una falta de carácter moral”, indica. “Pero la gravedad de la falta permanece”.

*
Fuente:Univision

Comentarios

comments

Compartir