MIGRANTES MEXICANOS EXPRESAN TEMOR Y TRISTEZA POR VICTORIA DE TRUMP

0
323

TRAS CONFIRMARSE LA ELECCIÓN DE DONALD TRUMP COMO PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS, EXPRESARON QUE PERDIERON LA ESPERANZA DE OBTENER LA RESIDENCIA LEGAL Y SER DEPORTADOS

Inmigrantes mexicanos en Estados Unidos albergaban hoy una mezcla de sentimientos, que iban desde la indiferencia, hasta el temor y la tristeza, horas después de confirmarse la elección de Donald Trump como presidente de este país.

La elección de Trump “es una verdadera tristeza para todas las personas sin documentos”, dijo Adela Torres, una inmigrante originaria del central estado mexicano de San Luis Potosí, en entrevista con Notimex.

“Está mal este señor, se expresa muy mal de nosotros los mexicanos”, comentó Torres, mientras barría el exterior de un supermercado de la cadena Fiesta, donde labora en Plano, un suburbio de Dallas.

“Estoy triste por todos aquellos que no tienen papeles y que ahora con este señor pues menos podrán tenerlos (…) No espero nada bueno de este señor”, expresó la inmigrante, con nueve años de residir de manera legal en Estados Unidos.

José Ruiz Cortez, quien hace tres años cruzó ilegalmente a Estados Unidos para buscar sustento para su esposa y tres hijos en Tula, en el central estado mexicano de Hidalgo, dijo que el resultado de la elección presidencial de este martes le es indiferente.

“Uno ya sabe que cuando se viene para acá, habrá riesgos, y lo de anoche no es más que eso, un riesgo más pa’uno (…) Sólo me preocuparía que me detuvieran y regresaran a México, sin poderme llevar mi camioneta y mis mueblecitos”, indicó.

Ruiz Cortez explicó, mientras escogía calabazas y tomates en el supermercado Fiesta, que vino a Estados Unidos con el plan de trabajar duro cinco años, ahorrar la mayor cantidad posible y regresar con su familia en México.

El inmigrante, de 31 años de edad, aceptó que la elección de Trump podría modificar sus planes y obligarlo a regresar antes de lo previsto.

Para las hermanas Sandra y Martha Delgado, originarias de Nueva Rosita, en el norteño estado mexicano de Coahuila, el hecho de que Trump vaya a jurar como presidente de Estados Unidos el 20 de enero próximo es “espantoso”.

“Anoche lloré y lloré, por mí, mis hijos y mi esposo, y por todos los demás”, comento Sandra, de 36 años de edad y madre de dos niños de siete y cuatro años.

“Mi esposo y yo somos indocumentados. Mis hijos nacieron aquí, y teníamos la esperanza de que si ganaba Hillary (Clinton), de alguna forma podríamos tener la residencia” legal en este país, comentó.

“Ahora ya no tenemos esa esperanza y no sólo eso, ahora tenemos miedo de lo que nos pueda pasar a nosotros”, acotó, en alusión al riesgo de que ella o su marido sean deportados.

Martha, su hermana menor, de 29 años, indicó que la elección de Trump “por supuesto que no es nada bueno”, aunque consideró que su llegada al poder sólo abre un ciclo que concluirá en cuatro o máximo ocho años.

“Su presidencia no será eterna, pasará y te aseguro que los mexicanos seguiremos aquí. Con documentos o sin documentos, aquí estaremos, porque no estamos de sobra, ni de mantenidos”, afirmó la joven, quien labora como maquillista.

“Estados Unidos necesita tanto de los mexicanos, como nosotros necesitamos tanto de los trabajos que hay acá”, concluyó.

*
Fuente:Notimex

 

Comentarios

comments

Compartir