MUÑECA POSEÍDA ATERRORIZA FAMILIA DESDE HACE 7 AÑOS

0
142
UNA MUÑECA APARENTEMENTE INOFENSIVA HA SIDO DENOMINADA LA “ANNABELLE PERUANA”, LUEGO DE QUE LA FAMILIA QUE LA POSEE AFIRMARA QUE LOS ATERRORIZA DESDE HACE SIETE AÑOS.

En un video de YouTube que recientemente se hizo viral, la familia Núñez, de la región de Callao, Perú, explican que han sido testigos de varios sucesos paranormales conectados a “Sarita”, una muñeca rubia, de ojos azules que recibieron hace siete años.

La madre de tres hijos Ivonne Nunez dijo que fue un regalo de una sobrina que ya ha muerto, y que aunque las cosas extrañas comenzaron a suceder poco después de que la niña falleciera, ella simplemente no podía decidirse a tirar la muñeca. Era el último recuerdo que le quedaba de su sobrina y de su cuñada, quien al parecer se quitó la vida en la misma casa en que viven hoy en día.

La muñeca, que reproduce una grabación del “Padre Nuestro” cuando se pulsa un botón en el pecho, al parecer comienza a orar sin que nadie la toque, pero eso es lo menos extraño al respecto. La familia Núñez afirma que ponen a Sarita en su esquina antes de ir a dormir, pero a veces la encuentran en la mesa, o el sofá, y sus tres hijos a menudo se despiertan con rasguños y moretones en sus cuerpos, que aseguran son causados por la muñeca poseída.

Angie Nunez, de 20 años, dijo que a veces oye ruidos en la casa, siente una presencia extraña en la esquina de su habitación, y ve sombras que se mueven en la oscuridad. “Todas las noches siento como si alguien me estuviera mirando desde la esquina de la habitación”, dijo.

A Angie y a sus dos hermanos nada les gustaría más que deshacerse de la muñeca, pero su madre no quiere desprenderse de ella. En cambio, decidió contratar los servicios de una llamada “angeologista” (una experta en ángeles) para ahuyentar el espíritu que posee a Sarita.

La apropiadamente llamada Soraya de Los Ángeles llevó a cabo un ritual para limpiar la casa de la familia Núñez, e informó que sentía la presencia de una mujer, que Ivonne sospecha puede ser su cuñada, que murió en una de las habitaciones. Después de inspeccionar la muñeca, la angeologista dijo que sentía una entidad maligna que tiene como objetivo dañar a la familia. Trató de hacer que los espíritus se fueran con una estatua de San Miguel y siete grandes velas encendidas. No está claro si su intento fue exitoso, por lo que es justo decir que la familia Núñez se asustó aún más que antes.

*
Fuente:Periodismo.com

Comentarios

comments

Compartir