Obama nominará a sucesor de magistrado pese a oposición

0
96

WASHINGTON.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este sábado su intención de nominar a un nuevo magistrado a la Suprema Corte de Justicia, tras la muerte del juez Antonin Scalia, en una decisión que podría alterar el balance ideológico del máximo tribunal.

Aunque líderes republicanos pidieron a Obama poner en suspenso la nominación de un sucesor, en momentos que la Suprema Corte analiza las órdenes ejecutivas de Obama en migración, el presidente dejó en claro que nombrará un sucesor antes que termine su mandato.

Planeo cumplir con mis deberes constitucionales de nominar a un sucesor a su debido tiempo. Hay mucho tiempo para que lo haga y para que el Senado cumpla con sus responsabilidad de darle a esa persona una audiencia justa y un voto oportuno”, dijo desde California.

Scalia, un hijo de inmigrantes italianos de 79 años, falleció repentinaente en Texas luego de participar en una cacería, uno de sus pasatiempos favoritos.

Nominado a la banca por el entonces presidente Ronald Reagan en 1986, fue uno de magistrados identificado con posiciones más conservadoras. Votó por ejemplo contra la constitucionalidad de la reforma de salud del presidente Barack Obama.

En su breve mensaje, Obama describió a Scalia como “una mente legal brillante, un estilo energético, inteligencia incisiva y opiniones coloridas”.

Será recordado como uno de los jueces y pensadores más consecuentes en servir en la Suprema Corte.. Honramos sus servicios a la nación”, señaló Obama.

La sucesión de Scalia tiene el potencial de convertirse en un asunto mayor en el año electoral, pues la nominación por Obama de un magistrado o magistrada progresista, podría alterar el balance ideológico de la Corte, que según expertos se inclina a la derecha.

Pero la ratificación del sucesor de Scalia requiere 60 votos en el Senado, donde los demócratas sólo cuentan con 46 escaños, por lo cual se requiere el apoyo de al menos 14 republicanos.

LA OPOSICIÓN

Legisladores republicanos anunciaron que se opondrán a cualquier propuesta del presidente estadunidense Barack Obama para nombrar al nuevo juez de la Suprema Corte, tras el deceso del magistrado.

El pueblo de Estados Unidos debe tener una voz en la selección de su próximo magistrado. Esta vacante no debe ser ocupada hasta que tengamos un nuevo presidente”, señaló el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

Tras darse a conocer el deceso de Scalia, legisladores republicanos advirtieron que el nombramiento del nuevo magistrado le deberá corresponder al próximo presidente de Estados Unidos y no a Obama.

Por su parte, el líder de la minoría demócrata del Senado, Harry Reid, expresó que ese cargo debe ser ocupado, ya que dejarlo vacío sería una “vergonzosa abdicación” de la cámara alta y no tendría precedentes en la historia reciente del país.

Sin embargo, el senador Chuck Grassley, republicano por Iowa y quien preside el Comité Judicial del Senado, dijo que “ha sido práctica habitual en los últimos 80 años no confirmar candidatos al Tribunal Supremo durante un año de elecciones presidenciales”.

El senador demócrata Patrick Leahy, de Vermont, del Comité Judicial en la cámara alta, aseveró que “el pueblo estadunidense merece tener un Tribunal Supremo en pleno funcionamiento”.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos es demasiado importante en nuestra democracia para que esté incompleto por razones partidistas”, puntualizó.

“Apenas es el mes de febrero. El presidente y el Senado deben ponerse a trabajar sin retardo para nominar, examinar y confirmar al siguiente magistrado que servirá en la Corte Suprema”, añadió.

Comentarios

comments

Compartir