¿Qué factores provocan una peritonitis?

0
176

¿Tienes dolor e inflamación abdominal?, ¿perdiste el apetito o tienes diarrea, sed y fatiga? ¡Cuidado! Estos síntomas podrían indicar que tienes una peritonitis; pero, ¿sabes cuáles son las causas?

De acuerdo con los especialistas de Mayo Clinic, la peritonitis es una inflamación del peritoneo (membrana que recubre tu abdomen y órganos) y se desarrolla por una infección bacteriana.

Cuando se presenta debes recurrir al médico de inmediato para eliminar la infección, porque puede registrarse una perforación en el abdomen, lo que libera sustancias que dañan tu organismo en general.

¿Qué causa la peritonitis?

1. Acumulación de fluidos corporales

Esta es una de las causas más comunes de la peritonitis. Generalmente se produce por una incorrecta circulación de sangre y fluidos corporales en el abdomen a causa de padecimientos en el hígado o los riñones.

2. Úlcera estomacal sin tratamiento

La perforación que se presenta con esta condición facilita la entrada de bacterias a la membrana que recubre el abdomen.

3. Filtración de fluidos

Cuando existe una perforación en el abdomen es más fácil que se filtren líquidos como la bilis, o químicos del páncreas, los cuales dañan el área del abdomen; de no tratarse a tiempo puede generar una sepsis (infección en el torrente sanguíneo)

4. Diálisis mal practicada

Se utiliza para eliminar las toxinas de la sangre cuando los riñones no pueden hacerlo por sí mismos. Una higiene deficiente y un mal manejo del equipo favorecen el desarrollo de la peritonitis.

5. Pancreatitis mal tratada

En este caso la peritonitis se presenta cuando las bacterias generadas por la inflamación del páncreas se expanden a otras partes del cuerpo, especialmente a la cavidad abdominal.

6. Complicaciones del hígado

También se puede presentar una peritonitis sin perforación abdominal, principalmente por una enfermedad preexistente como la cirrosis, porque favorece la acumulación de líquidos que detonan infecciones bacterianas.

Para evitar la peritonitis debes mantener hábitos saludables como una alimentación balanceada, reducir el consumo de alcohol y grasas, y asistir con regularidad al gastroenterólogo.

Fuente: Salud180

Comentarios

comments

Compartir