¿QUÉ HACEN LOS DOCTORES QUE AYUDAN A LAS MUJERES A TENER ORGASMOS?

0
199
UN GRUPO DE MÉDICOS SE DEDICA A ESTUDIAR EL SISTEMA GENITAL DE LA MUJER PARA ENTENDER MEJOR SUS DISFUNCIONES SEXUALES

Es más probable que hayas escuchado acerca del orgasmo femenino en revistas y no en artículos científicos. Pero los investigadores están empezando a estudiar el tema, y en muchos casos, las recomendaciones contradicen los consejos de las publicaciones.

Según ellos, parte del problema es que el cuerpo femenino se ha analizado mucho menos que el masculino. Por esa razón, no se entiende adecuadamente.

“Lo llamo el anillo de fuego. Sentía que entre mis piernas había un círculo que me quemaba y me picaba, era una sensación permanente. El coito era doloroso, incluso tratar de usar un tampón, tenía la sensación de que me cortaban con un cuchillo de sierra“.

Callista Wilson, una estilista de San Francisco, Estados Unidos, tuvo por primera vez esa experiencia a los 12 años, tratando de utilizar un tampón. Tenía más de 20 años cuando, finalmente, consultó a una doctora.

“Ella no podía entender que algo estuviera mal. Me decía que me veía normal y me sugería que visitara a un terapeuta para hablar de lo que me estuviera causando el dolor. La doctora estaba convencida de que era algo que estaba en mi cabeza“, recuerda Wilson.

Tuvo que esperar 10 años más para recibir un diagnóstico.

La dolorosa vulvodinia
Sus problemas sexuales afectaban todos los aspectos de su vida. Sufrió de depresión y su relación de pareja colapsó. Finalmente, después de visitar a unos 20 médicos, Wilson llegó a la sala de espera del doctor Andrew Goldstein, director del Centro para Desórdenes Vulvovaginales en Washington.

Él le explicó que había nacido con una cantidad de terminaciones nerviosas en la entrada de la vagina 30 veces mayor que lo normal.

Callista WilsonWilson vivió por más de 20 años con un terrible dolor en la zona vaginal.
Por esto, al toque, se generaba una sensación de quemazón en la zona.

La solución era remover un círculo de piel en esa parte de la vagina. Cuando el procedimiento se hizo, pudo tener relaciones sexuales sin dolor por primera vez en su vida.

El problema de Wilson, conocido como vulvodinia neuroproliferativa congénita, no es frecuente. Pero un aspecto que apenas empieza a comprenderse es que el sistema nervioso pélvico varía mucho entre una mujer y otra.

La clave, el nervio pudendo
Cuando la ginecóloga Deborah Coady, en Nueva York, empezó a analizar el tema, descubrió que los nervios en la región genital masculina estaban totalmente mapeados. Pero en el mismo aspecto, no había información con respecto a las mujeres.

Así que organizó un equipo de cirujanos y empezó a investigar el tema, obteniendo resultados interesantes.

“Aprendimos que, probablemente, no hay dos personas similares en lo que respecta a las ramificaciones del nervio pudendo. Y la forma en la que éste se presenta, marca la sexualidad, lo que quiere decir que áreas sensibles para algunas mujeres, no lo son para otras”, explica Coady.

El nervio pudendo es el más importante en la generación del orgasmo. Es el que conecta los genitales con los mensajes que le llegan al cerebro de toque, presión y actividad sexual.

Coady también descubrió que cada mujer tiene diferentes cantidades de terminaciones nerviosas en cada una de las cinco zonas erógenas que hay en el área genital: clítoris, cérvix, ano, perineo y entrada de la vagina.

“Esto explica por qué para algunas mujeres el área de mayor sensibilidad es el clítoris y para otras es la apertura de la vagina”.

*
Fuente:BBC Mundo

Comentarios

comments

Compartir