QUÉ HACER EN CASO DE GUERRA ENTRE TRUMP, RUSIA Y COREA DEL NORTE

0
224
El mundo está alerta ante posibles futuros ataques nucleares pero conoce la guía que salvará tu vida.
El mundo entero se mantiene alerta ante las grandes posibilidades de que una guerra nuclear se desate y fulmine grandes naciones del planeta tierra, incluidos los seres vivos.
Los diversos conflictos mundiales preocupan primeramente a los analistas, intelectuales y organismos que luchan por la paz mundial. Peleas entre Estados Unidos y Corea del Norte, Rusia y la OTAN, Siria y el Estado Islámico, etc, son los causantes del miedo.
Un experto en temas de radiación, Brooke Buddemeier, físico del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore que es un centro estadunidense altamente especializado en temas de seguridad nacional y en la prevención de la proliferación, así como uso de armas de destrucción masiva, realizó una serie de recomendaciones básicas para sobrevivir a una catástrofe atómica:
Buscar refugio subterráneo: La mejor manera para mantenerse protegido de la radiación que emana de una bomba nuclear es refugiarse en un búnker o cualquier otro lugar que esté varios metros bajo tierra.
Radio portátil: Llevar consigo una pequeña radio que funcione con baterías puede hacer la diferencia a la hora de una emergencia de tal magnitud, pues te permitirá mantenerte informado de todos los pormenores o anuncios de las autoridades.
Agua: Al menos un galón por persona al día (3.7 litros aproximadamente).
Comida: Para dos o tres días. Las barras de cereal pueden ser de gran ayuda en casos como éste, ya que son imperecederas y brindan gran cantidad de energía. Por lo menos mitigarán el hambre.
Medicinas: Contar con un botiquín médico de emergencia o al menos tener a la mano todos los medicamentos que requieras en caso de estar bajo algún tipo de tratamiento.
Según Buddemeier, es primordial encontrar refugio en los dos primeros minutos después de la explosión de una bomba atómica y así evitar lo menos posible exponerse a la radiación.
También se recomienda no llevar consigo cualquier objeto innecesario, ya que es probable que absorba radiación y resultes contaminado.
Radiación, un asesino silencioso
Después de la explosión, la lluvia radiactiva es el principal enemigo a vencer. La contaminación por radiación provoca daños irreversibles a nivel celular que pueden provocar la muerte en cuestión de minutos, dependiendo del nivel de concentración en las partículas, hasta efectos secundarios que pueden manifestarse en periodos de mediano y largo plazo.
“En una gran ciudad, saber cómo actuar después de un evento como este literalmente puede salvar a cientos de miles de personas de un envenenamiento por radiación”, asegura el experto.
Buddemeier no es el primero en ofrecer una guía de supervivencia para un desastre nuclear.
La Agencia Federal para el Manejo de Emergencia de Estados Unidos (FEMA, por sus siglas en inglés) publicó recientemente sus propias recomendaciones para sobrevivir a explosiones nucleares, tornados, huracanes, tormentas de nieve, y otras emergencias que requieran refugios.
Según FEMA, las prioridades deben ser el agua (un galón por persona al día), la comida (provisiones para tres días de alimentos no perecederos), una radio portátil con baterías de repuesto y un botiquín de primeros auxilios.
FUENTE: DEBATE

Comentarios

comments

Compartir