QUÉ PASA CON LA ACCIÓN EJECUTIVA MIGRATORIA DE OBAMA SIN SCALIA

0
199

La muerte del juez Antonin Scalia desató la última batalla en la guerra que libran los republicanos y el presidente Barack Obama. Y no se trata de una lucha de bajo perfil.

El sucesor del juez de origen italiano nominado por el presidente Ronald Reagan en 1986, podría terminar con el dominio conservador y servir la mesa para debatir el aborto, la discriminación positiva, las limitaciones al voto de las minorías y la legalización temporal de unos 5 millones de inmigrantes indocumentados.

El sábado, pocas horas después de conocerse el fallecimiento de Scalia, los republicanos le advirtieron a Obama que no proponga a nadie y que sea el próximo mandatario el que se encargue del sucesor. Los demócratas respondieron que la nominación debía ser inmediata, y que no hay precedentes que el máximo tribunal de justicia tenga plazas vacantes.

¿Y si ganan los republicanos y no confirman a nadie? ¿Puede seguir funcionando la Corte Suprema? ¿Qué sucederá con los temas pendientes? ¿Qué pasará con la Acción Ejecutiva y los programas DAPA y DACA anunciados el 20 de noviembre de 2014?

Esperan un milagro

La mexicana Abertina Díaz perdió la esperanza en la recuperación de su esposo, Cristino, uno de los 215,413 indocumentados deportados por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) durante el año fiscal 2015. “Estuvo en coma más de un mes en el hospital. Cuatro meses y tres semanas después del accidente lo mandaron a México, y desde entonces no lo he vuelto a ver”, cuenta.

El 3 de septiembre del 2014 los Díaz sufrieron un aparatoso accidente de tránsito en Miami (sur de Florida). “Él resultó gravemente herido y cayó en coma. Yo tenía una lesión en mi cabeza, una fractura. Cuando me hicieron exámenes para que me operaran descubrieron que estaba embarazada.

Esperé hasta que naciera mi niño pero al final no me operaron porque no tengo papeles, no tengo seguro y tampoco tengo dinero”, cuenta Albertina.

“Cuando Cristino volvió (del coma), los médicos descubrieron que tenía daños cerebrales a causa de las fracturas. Él se despertó pero no se quedó normal como debía quedarse. No se mucho qué pasó pero del hospital lo sacaron porque no podían tenerlo más tiempo por no tener cómo pagar las cuentas. Él ahora está en México, con sus padres”, añade.

Futuro incierto

El esposo de Albertina no se recuperó. “No camina. Lo deportaron después de haber estado en coma a causa del accidente. Él no tenía antecedentes. Lo sacaron porque no teníamos cómo pagar las cuentas del hospital. Podríamos tener papeles pero todavía los estamos esperando”.

Díaz no está entera de la batalla en el Congreso tras la muerte de Scalia. Pero sí está al tanto de las deportaciones. “No culpo a nadie por lo que está pasando (con los indocumentados y con el freno a la Acción Ejecutiva). Y si nos deportan, pues que nos deporten con niños y todo. Solamente Dios sabe lo que vaya a pasar con nosotros, se hará la voluntad del Señor”.

En Estados Unidos viven 11.3 millones de indocumentados y de ellos 5 millones serían amparados de la deportación si la Acción Ejecutiva entra en vigor. Y unos 4.5 millones de niños estadounidenses tienen uno o dos padres indocumentados, como los hijos de Díaz, de acuerdo con informes del Consejo Nacional de la Raza (NCLR, por su siglas en inglés).

La Acción Ejecutiva fue frenada el 16 de febrero del 2015 por un tribunal de distrito en Texas tras una demanda entablada por 26 estados (24 de ellos gobernados por republicanos), quienes argumentan que Obama abusó de su poder ejecutivo y que la medida es inconstitucional.

El 11 de noviembre la Corte de Apelaciones del 5to Circuito ratificó el fallo de Texas, y nueve días más tarde el Departamento de Justicia le pidió a la Corte Suprema que revise la medida.

La máximo tribunal de justicia anunció en enero que analizará el caso y emitirá un veredicto en el verano. ¿Cuáles son los escenarios de la Acción Ejecutiva? ¿Qué esperanza tiene Albertina Díaz y sus hijos de quedarse en Estados Unidos?

Fuente:Univision.com

Comentarios

comments

Compartir