QUIÉN VIVE MÁS, ¿UN VEGETARIANO O UN CARNÍVORO?

0
162

NUESTRA CAPACIDAD DE VIVIR UNA VIDA LARGA ESTÁ INFLUENCIADA POR LA COMBINACIÓN DE NUESTROS GENES Y EL MEDIO. EN LOS ESTUDIOS CON GEMELOS IDÉNTICOS, LOS CIENTÍFICOS HAN ESTIMADO QUE NO MÁS DEL 30% DE ESTA INFLUENCIA CONTROLA EL TIEMPO QUE UNA PERSONA VIVE.

De los muchos factores ambientales posibles, pocas han sido estudiadas o debatidas como la dieta. La restricción calórica, por ejemplo, es un área que está siendo investigada. Hasta ahora, los estudios parecen mostrar que la restricción de calorías puede mejorar la dieta útil, al menos en pequeñas criaturas. Pero lo que funciona para los ratones no siempre funciona en humanos.

Lo que comemos, en comparación con la cantidad que comemos, es también influyente en nuestra vida; a menudo se pone el consumo de carne bajo el microscopio, para valorar si es realmente sano o no. Un estudio que siguió a caso 100.000 americanos durante cinco años encontró que aquellos que no comen carne eran menos propensos a morir, por cualquier causa, durante el periodo que duraba el estudio que aquellos que sí lo hacían. Este efecto fue especialmente notable en los hombres.

Algunos meta-análisis, que se combinan y vuelven a analizar los datos de varios estudios, también han demostrado que una dieta baja en carne se asocia con una mayor longevidad y que, cuanto menos tiempo una persona tiene una dieta libre de carne, mayor será el beneficio; aún así, hay estudios que contradicen esto último.

Lo que sí está claro es la evidencia de que las dietas libres de carne pueden reducir el riesgo de desarrollar problemas de salud como la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial y hasta el cáncer.

Así pues, ¿se puede decir firmemente que las dietas vegetarianas aumentan la vida? No del todo.

Lo que está claro es que, en comparación con la mayoría de otros seres vivos, los seres humanos viven durante un tiempo muy largo.

Esto hace que sea muy difícil ejecutar estudios que midan el efecto de cualquier elemento en la longevidad (sería complicado encontrar un científico dispuesto a esperar 90 años para que se complete un estudio). En cambio, lo que hacen es mirar los registros de salud existentes o reclutar voluntarios para estudios que utilicen periodos más cortos, midiendo las tasas de mortalidad y mirando qué grupo, en promedio, tiene mayor probabilidad de fallecer. A partir de estos datos, se garantiza el efecto sobre ciertas actividades sobre la longevidad, incluyendo el evitar la carne.

Hay problemas con este enfoque. En primer lugar, la búsqueda de una relación entre ambos factores -tal com el consumo de carne y la muerte prematura- no significa necesariamente que una cause la otra. En otras palabras: la correlación no es igual a la causalidad.

Puede parecer que el vegetarianismo y la longevidad están relacionados, pero una variable diferente puede explicar el vínculo. podría ser que los vegetarianos hagan más ejercicio, fumen menos o beban menos alcohol que aquellos que coman carne, por ejemplo.

Los estudios de nutrición también dependen de que los voluntarios registren con exactitud y veracidad la ingesta de alimentos. Pero eso no puede darse por sentado. Los estudios han demostrado que las personas tienden a no informar de la ingesta de calorías y el consumo real de alimentos saludables. Sin controlar realmente la dieta de las personas y midiendo cuánto tiempo viven, es difícil tener una absoluta confianza en los resultados.

Así pues, ¿debes evitar la carne para una vida larga y saludable? La clave para un envejecimiento saludable se encuentra, probablemente, en nuestra interacción con el medio, incluyendo lo que comemos.

A partir de las posibles evidencias que tengamos presentes, es posible que una dieta sin carne pueda contribuir a ello, y que evitar la carne sin duda pueda aumentar tus posibilidades de evitar ciertas enfermedades a medida que envejeces. Pero no hay duda, también, de que esto está relacionado con otros hechos que sí se saben que afectan a la salud, como que las personas vegetarianas fuman menos, hacen más ejercicio o beben menos alcohol.

*

Fuente:Nosabesnada

Comentarios

comments

Compartir