Quizá padezcas el Síndrome de la madre agotada

0
88

Mujeres trabajadoras, amas de casa, estudiantes, con muchas responsabilidades describieron su situación actual de mamás como: Desesperadas.

Se le conoce como Síndrome de la Madre agotada, un padecimiento de las mujeres que deteriora tanto su salud física como mental.

El gran problema es la falta de sueño. De acuerdo a un estudio, las madres suelen dormir en promedio cuatro horas al día, aunado a todas las tareas en casa, lo que afectaba también su estado de ánimo.

Hay días más fáciles que otros, pero también hay días en los que te enfrentas a berrinches, llanto, pocas horas de sueño, mala alimentación, aunado a las responsabilidades del hogar y el trabajo.

¿Qué es lo que realmente pasa?

En la encuesta, las mujeres aceptaban que el cansancio hacía que no pudieran llevar a cabo sus actividades diarias correctamente, lo que se veía en un deterioro en su desempeño laboral y también en el hogar.

Además, insistían en la poca empatía de la sociedad, se les exige demasiado y muchos jefes o esposos, por ejemplo, no entienden su cansancio mientras trabajan.

Todo este cansancio trae consecuencias en el trabajo y también en su vida personal, ya que al estar tan cansadas, suelen sentirse irritables y muy explosivas ante situaciones que en otras circunstancias, serían de poca importancia.

No sólo eso, la actividad sexual se ve afectada, ya que prefieren dormir con sus hijos o están tan cansadas que no aceptan a tener encuentros sexuales con su pareja.

Otras consecuencias fatales

Es tanto el cansancio, que pueden llegar a perder la paciencia y desquitarse con sus hijos, se sienten irritadas con sus bebés y les llegan a gritar y en el pero de los casos a golpearles.

Las recomendaciones

Delegar: Realmente pedir ayuda a su pareja o a alguna persona de confianza para repartir las obligaciones.

Dejar de preocuparse por el orden y la limpieza: Aunque no es para siempre, planear un día en el que lo único que hagan es estar con sus hijos, no importando la ropa sucia o los platos.

Descanso obligatorio: Muchas mujeres evitan esto ya que se sienten responsables completamente de la familia, pero hay que tomar el descanso como una necesidad más que como un gusto.

Acudir con un especialista: En casos extremas en las que la maternidad pone en jaque su estabilidad personal, laboral y emocional, ir con algún psicólogo o doctor.

Olvídate de los comentarios de los demás: Estás tan expuesta a comentarios de los demás sobre cómo cuidar a tu bebé que terminas estresada, escucha y olvida y haz lo que mejor te funcione a ti.

Piensa en ti: No te sientas egoísta por salir tomar un café con tus amigas, intenta disfrutarlo, aunque sea difícil, piensa en ti como individuo y trata de satisfacer alguno que otro gustito.

¡Tú puedes! Sabemos que eres una mamá maravillosa.

Comentarios

comments

Compartir