Remedios caseros para el dolor de estómago

0
233

El dolor de estómago es una afección que de no venir acompañada de otros síntomas puede atajarse con remedios caseros fáciles y a tu alcance

La frenética rutina a la que estamos sometidos todos los días provoca desajustes en el organismo que pueden dar lugar a episodios de dolor de abdomen y estómago.

Ya sea de origen alimentario, por el estrés o por una vulnerabilidad genética, muchos hombres sufren de dolor de estómago de manera recurrente.

A continuación os acercamos varios remedios caseros que lograrán mitigar el dolor de estómago que tanto te impide para hacer otras cosas. Apúntalos y no dudes en usarlos, pues la mayoría de productos los puedes encontrar en tu propia casa. ¡Toma nota!

  1. Agua de arroz: Como su propio nombre indica, el agua de arroz es la que se consigue al hervir arroz. Toma dos vasos de este agua y conseguirás que su efecto antiinflamatorio se ponga en funcionamiento en tu estómago.
  2. Agua de limón templada: Su gran contenido ácido pone en funcionamiento los fluidos naturales del estómago, ayudando a la eliminación de los restos de comida y las posibles bacterias alojadas en ellos.
  3. Semillas de hinojo: Si tu problema es la indigestión, mastica varias semillas de hinojo después de cada comida. Además, su potente valor antiinflamatorio te ayudará si tienes gastritis.
  4. Calor: Ya sea a través de una manta eléctrica o una botella de agua caliente, el calor aplicado encima del estómago ayuda a mitigar los dolores y los posibles espasmos involuntarios.
  5. Té de camomila: El té de camomila o manzanilla es un estupendo anticonvulsivo y antiséptico natural que ayudarán a hacer más fáciles los procesos digestivos, ya que relaja los movimientos del estómago y el intestino.
  6. Yogur: Este producto tiene unas propiedades genuinas para repoblar la flora intestinal y restaurar el PH del organismo, por eso añadiéndolo a tu dieta siempre estarás favoreciendo todos los procesos digestivos, así como acelerando cualquier tipo de recuperación en este sentido.

Ten claro que si ninguno de estos remedios acaba por funcionar, lo mejor es que acudas al médico a pedir un chequeo profesional.

Fuente: starMedia.com

Comentarios

comments

Compartir