TRUMP PODRÍA AUMENTAR IMPUESTOS A LA GASOLINA Y AL DIÉSEL

0
66
President Donald Trump speaks at the Interior Department in Washington, Wednesday, April, 26, 2017. The president is proposing dramatically reducing the taxes paid by corporations big and small in an overhaul his administration says will spur economic growth and bring jobs and prosperity to the middle class. (AP Photo/Carolyn Kaster)
EL DINERO ADICIONAL SERÍA CANALIZADO HACIA LA CONSTRUCCIÓN Y REPARACIÓN DE AUTOPISTAS. SEÑALÓ QUE ESA HA SIDO UN ÁREA PROBLEMÁTICA PORQUE LOS IMPUESTOS A COMBUSTIBLES NO HAN CAMBIADO DESDE 1993

El presidente Donald Trump dijo el lunes que explorará la posibilidad de un aumento a los impuestos a la gasolina y al diésel, insinuando que un incremento podría pagar su ambicioso plan de infraestructura.

“Es algo que ciertamente consideraría”, declaró el mandatario en una entrevista con Bloomberg News.

Trump señaló que el dinero adicional sería canalizado hacia la construcción y reparación de autopistas. Esa ha sido un área problemática porque los impuestos a combustibles no han cambiado desde 1993 y ha creado retos financieros para preservar el Fondo para Carreteras.

En la actualidad el gobierno federal financia su fondo con un impuesto de 18,4 centavos de dólar por galón de gasolina y un impuesto de 24.4 centavos por galón de diésel, ninguno de los cuales ha sido ajustado por inflación, de manera que la recaudación neta ha disminuido con el tiempo.

Para conservar el balance positivo en el fondo, los legisladores han aprobado desde 2008 una inyección adicional de 143,000 millones de dólares, según un reporte de 2016 de la Oficina de Asuntos Presupuestarios del Congreso. El ingreso por impuesto relacionado con las carreteras aumentó solo 37,400 millones de dólares en el año fiscal 2015, lo que significa que el mantenimiento se ha concentrado en baches y los embotellamientos de tráfico han empeorado.

Es un incremento de impuesto que goza del apoyo de los negocios que más probablemente cargarían con el costo más alto.

La industria de transporte de Estados Unidos, que carga con aproximadamente la mitad del costo de los impuestos a combustibles, recibiría con agrado un incremento si es dedicado a arreglar la infraestructura. La industria se beneficia porque con caminos buenos se reduce el tiempo de viaje, disminuye la frecuencia de reparación de vehículos y se mejora la seguridad en las carreteras.

“El costo de no hacer nada es más caro que un alza en el impuesto a combustibles”, dijo Chris Spear, presidente de las Asociaciones Estadounidenses de Transporte.

Mayores impuestos al combustible podrían incrementar los costos para los conductores, y afectar desproporcionadamente a los trabajadores de bajos ingresos. Pero el mayor financiamiento a carreteras podría también incrementar el número de empleos en el sector de la construcción, lo que fomentaría el crecimiento.

Elevar los impuestos al combustible en 35 centavos de dólar por galón e indexarlos a la inflación, permitiría al gobierno federal recaudar 473,600 millones de dólares adicionales en la próxima década, de acuerdo con personal de la Comisión Conjunta sobre Impuestos del Congreso.

*
Fuente:El Horizonte

Comentarios

comments

Compartir