UNA ARTISTA ESPECIALIZADA EN TATUAJES FEOS NO PARA DE TENER CLIENTES

0
106

 

A HELENA FERNANDES, DE 26 AÑOS, LE GUSTA DIBUJAR, PERO NO ES MUY BUENA EN ESO.

¿Pero acaso ese pequeño detalle le impidió abrir su propia tienda de tatuajes y decorar permanentemente a la gente con sus mediocres diseños? ¡Por supuesto no! En todo caso, sus malas habilidades para el dibujo realmente contribuyeron a su éxito.

Helen hizo su primer tatuaje hace aproximadamente un año, cuando entintó a su novio por diversión. Aparentemente, sus amigos encontraron su trabajo atractivo, porque era natural y diferente, y algunos le pidieron que también trabajara su magia en ellos. La joven compró su propio kit de tatuaje en Internet, y debido al alto costo de los materiales, comenzó a cobrar por los tatuajes, invirtiendo todos los ingresos en suministros de mejor calidad. Así comenzó a trabajar como artista profesional del tatuaje en marzo, entintando a la gente en un estudio que montó en su casa.

La artista de 26 años es muy sincera sobre sus habilidades para dibujar, pero eso de alguna manera no aleja a la gente. De hecho, la gran mayoría de sus clientes la buscó específicamente por su original estilo. Ella simplemente dibuja las cosas en un pedazo de papel, e independientemente de cómo resultan, luego las inmortaliza en la piel del cliente. No hay reintentos, ni retoques, sólo garabatos infantiles que eventualmente se convierten en un tatuaje permanente.

“La gente viene a mí sólo porque quiere algo hecho en mi estilo personal, porque si quisieran algo muy bien hecho, buscarían a otro artista del tatuaje. La calidad no es mi fuerte”, afirma Helen. Por esta razón, ella sólo acepta tatuar sus propios diseños, porque simplemente no sería capaz de reproducir el dibujo de otra persona, incluso si lo hiciera en un estilo similar.

Desde que las fotos de sus tatuajes se volvieron virales en Brasil, Helen Fernandes ha recibido algunos comentarios negativos de otros tatuadores, algunos de los cuales la acusaron de burlarse de la profesión. Sin embargo, siempre le ha hecho frente de su falta de talento. Incluso el nombre de su usuario de redes sociales, “Malfeitona” sugiere algo feo.

“Creé mi Instagram con el nombre Malfeitona precisamente porque los dibujos son malos. Tengo tantos amigos que dibujan tan bien que elegí a propósito ese nombre para dejar en claro que no soy buena. Estoy explicando que soy consciente de que mi trabajo es malo, pero como la gente piensa que es gracioso, me siguen pidiendo que lo haga”.

“No es mi intención burlarme del arte del tatuaje”, dice Fernandes. “No creo que sea buena en ello, soy sólo un bebé gateando en este sendero de tatuajes. Pero incluso si al público le gustan mis tatuajes, no estoy compitiendo con los artistas talentosos del tatuaje. Creo que hay espacio suficiente para todos en este mundo”.

*
Fuente:Periodismo.com

Comentarios

comments

Compartir