Wei-Yin Chen, el as bajo la manga de los Marlins

0
197
El lanzador Wei-Yin Chen podría ser la figura más importante de la rotación de abridores de los Marlins, pues reúne las condiciones para alcanzar el éxito en el equipo

De las aparentes fortalezas de los Marlins para la campaña de 2016, ha sido el pitcheo el primer bastión al momento de los análisis.

Se espera un desempeño sobresaliente de los cinco abridores, a pesar de que los dos últimos puestos aún están en pelea con lanzadores como Jarred Cosart, Edwin Jackson, David Phelps o novatos Justin Nicolino y Adam Conley.

Se supone que José Fernández vuelve a presentarse como el as de la rotación, luego de haber sido la figura más llamativa del equipo desde el momento en que llegó a los Marlins, aunque hay dudas sobre el cubano que no terminan de disiparse.

No es su calidad sobre la lomita lo que llama a cavilaciones, sino las lesiones que le han puesto freno a su desempeño en cada una de las tres temporadas.

No en balde, en Miami no se atreven a darle un contrato largo.

Quizás por eso es que en Miami cuentan con el taiwanés Wei-Yin Chen, un zurdo firmado como agente libre para que se convirtiera en el segundo de este grupo de escopeteros.

El siniestro llega a esta campaña con 30 años y cuatro contiendas de experiencia, además de varias características que podrían ayudarle a convertirse en el número uno del grupo.

En principio, Chen es la clase de serpentineros que provoca a sus adversarios a batear por el suelo. Según el sitio Fangraphs.com, este serpentinero ha tenido esa tendencia en los dos últimos años, pues el porcentaje de batazos en rollings ha sido de 41% en el 2014 y 40,5% en el 2015, lo que representa la mayoría de los batazos que le conectan.

La defensa interna de Miami, quizás la mayor fortaleza de ese equipo, se dará banquete con la cantidad de rodados.

Otro aspecto a su favor es la durabilidad.

El taiwanés viene de hacer 31 aperturas con los Orioles de Baltimore y en sus cuatro campañas en las mayores sólo ha bajado de esa cantidad una sola vez, en 2013, cuando hizo 23 luego de perderse mes y medio de actividad.

Mientras tanto ha sido consistente, y en los últimos torneos ha llegado incluso a mejorar su promedio de carreras limpias permitidas. El año pasado sólo perdió un turno en su rotación.

Eso fue a mediados de junio, cuando los Orioles decidieron enviarlo a liga menor para saltarlo en su turno, toda vez que debía enfrentar a los Azulejos de Toronto, un equipo que había maltratado a los lanzadores zurdos.

*
Fuente:Diario las Americas

Comentarios

comments

Compartir